Todo lo que debes saber sobre las mascarillas FFP3

Uxía Prieto
·Periodista en El HuffPost
·2 min de lectura
(Photo: Getty Images/iStockphoto)
(Photo: Getty Images/iStockphoto)

Desde que Fernando Simón sugiriera que la mejor mascarilla para protegerse a uno mismo es la FFP3, el interés sobre este tipo de protección ha aumentado considerablemente y ya comienzan a ocupar un gran espacio en los programas de televisión. Sus ventas también comienzan a aumentar en las farmacias.

A pesar de que su eficacia es mayor que la de las FFP2, este tipo de mascarillas no son imprescindibles para la población general ya que, además, su precio es más elevado. Ni siquiera son las que utilizan los profesionales sanitarios que trabajan con pacientes covid y sólo están indicadas para procedimientos concretos.

Además, los expertos insisten en que si se exceden las horas de uso de la mascarilla y si el ajuste no es correcto, la mayor filtración de la FFP3 no sirve para nada.

Resolvemos todas las dudas sobre este tipo de mascarilla.

¿Para qué sirve y cuál es su eficacia?

Se utilizan fundamentalmente para protegerse a uno mismo. Este tipo de mascarilla entra dentro del grupo de Equipos de Protección Individual (EPI). Tal y como explica la guía del Ministerio de Consumo “las mascarillas EPI tienen como finalidad filtrar el aire inhalado evitando la entrada de partículas contaminantes en nuestro organismo”.

Están indicadas para profesionales que por su trabajo puedan estar expuestos al virus o para grupos vulnerables que sufran alguna patología de riesgo ante cualquier infección.

¿En qué se diferencia de una FFP2?

Ambas son mascarillas EPI y se diferencian en la capacidad de filtración de partículas. En el caso de las FFP2 es de un 92%, mientras que en las FFP3 es de un 98%.

¿Cuántas horas se puede utilizar? ¿Es reutilizable?

Es imprescindible consultar con el fabricante durante cuánto tiempo puede utilizarse cada mascarilla. D...

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.