Todo lo que chirría de la naturalidad que le han querido dar al viaje de Leonor a Gales

·4 min de lectura

La princesa Leonor ya está en Gales, en donde cursará dos cursos de bachillerato internacional en el centro privado Atlantic College. La Casa Real distribuyó abundante material multimedia para ilustrar ayer el paso dado por la heredera al trono en España. Despedida en familia en Barajas, con carantoñas para su madre, la reina Letizia; abrazo emocionado a su hermana pequeña, la infanta Sofía; y últimos consejos de su padre, el rey Felipe VI.

Una estampa aparentemente natural con la que los Reyes quisieron escenificar normalidad y cercanía. Lo mismo que han hecho, o intentado hacer, en anteriores ocasiones como aquel comentadísimo vídeo de un almuerzo en familia en donde Doña Letizia servía personalmente una sopa de verduras tan caliente que la Princesa de Asturias se quemó al empuñar la cuchara ante las risas de su hermana.

Sin embargo, el catálogo de cotidianeidad y naturalidad sorprende a buena parte de quienes han podido ver las imágenes. Es cierto que ver a padres despidiéndose de sus hijos en un aeropuerto como el de Barajas cuando éstos parten al extranjero es relativamente habitual. Aunque también hay casos de progenitores que viajan con ellos dejando la despedida para la misma puerta del internado. Especialmente cuando los hijos no solo son menores de edad, sino que ni siquiera han cumplido los 16 y encima aspiran a ser Jefe de Estado.

Otro detalle significativo radica en que ayer no voló ningún avión desde Madrid a Cardiff, por lo que se entiende que la Princesa hizo escala en algún aeropuerto británico o realizó la segunda parte del viaje en autocar. ¿Lo ha hecho ella sola?

Puede ser que todo ello se deba las normas covid del centro y que su dirección haya obligado a reducir las visitas, o que incluso pudiera habilitar un autobús lanzadera que recogiera a todos los alumnos en el aeropuerto más cercano para facilitar la operación, pero no es muy creíble que todos ellos se juntarán en un punto de encuentro para viajar todos juntos cuando ha trascendido que todos los estudiantes empezarán el curso de manera telemática hasta hayan cumplido el periodo de cuarentena y obtengan un resultado negativo en los test covid a los que serán sometidos.

Además, la infanta viaja con una mochila como equipaje de mano y una única maleta -en la que se entiende que ha llenado con la ropa, el calzado, los productos de higiene, el ordenador...-. Cuesta creer que vaya a afrontar un cuatrimestre en Gales, en donde en invierno la temperatura media baja hasta valores negativos, con lo puesto.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Más aun teniendo en cuenta que en la maleta debe llevar ropa suficiente para el día a día, dado que el centro no exige uniforme. La maleta, por cierto, la llevaba ella misma. Ninguno de sus padres cargó con ella desde el coche a la zona de embarque. Un exceso de naturalidad gracioso.

Siguiendo con los posados, la Casa Real también difundió imágenes de la Princesa de Asturias a su llegada al centro educativo. ¿Ha viajado un fotógrafo con ella? Por no hablar del equipo de seguridad. Los cuatro miembros de la familia real cuentan con sus correspondientes guardaespaldas. En su última etapa estudiantil en Madrid, Sofía tenía asignada un equipo de seguridad femenino. Y aunque, como se dice, nunca llegaron a entrar en el centro escolar, eso cambiará en Gales en donde las clases y las zonas comunes se reparten entre varios edificios al rededor del castillo de San Donato y la seguridad estará presente en todo el recinto

Ya que han viajado escoltas y, tal vez, un fotógrafo, ¿por qué no lo hicieron los propios reyes? La factura no iba a subir mucho más -el presupuesto de la Casa Real para 2021 es de 8,4 millones de euros- , pero la Casa Real ha optado por dejar que la Princesa Leonor volara sola. Sin embargo, en esa naturalidad no aparecía ningún otro turista ni viajero. ¿Cerraron parte de Barajas para ellos? Pongamos que no, que simplemente fue el tiro de cámara elegido para las instantáneas, que en lugar de enfocar hacia dentro lo hacía hacia fuera. Pero tampoco había un solo curioso asomando por detrás ¿Nadie reconoció a la familia real española?

Se agradece que la Casa Real haya abandonado el hermetismo de otras épocas manteniendo los comprensibles niveles de seguridad que rodean su día a día. Pero aún les queda por ensayar la naturalidad que intentan imprimir a sus quehaceres. Porque, a menudo, parece sobreactuada.

En vídeo | Conoce a la Princesa Leonor, futura reina de España

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente