Toñi Salazar acusa de traición a su primer marido

·2 min de lectura

Toñi Salazar, de Azúcar Moreno, no ha tenido suerte en su vida sentimental. La artista, que se ha separado en dos ocasiones, ha relatado en Viva la vida el calvario que vive ahora con el que fue su primer marido, Pedro Rilo. Según revela, el que un día fue su marido y mánager le ha arrebatado su casa de Marbella, valorada en un millón de euros. El conflicto surgió este verano cuando ella acompañada de su hijo Borja, nacido de su unión con Pedro Rilo, decide ir a la localidad malagueña para recuperar un coche que dice ser de su hijo. A su llegada a la casa, Toñi cuenta que se les impidió la entrada al que considera su hogar, ya que la cantante asegura haberlo pagado gracias a su trabajo como artista. El problema viene porque legalmente la vivienda está a nombre de su marido.

Toñi Salazar y su hijo Borja
Toñi Salazar y su hijo Borja

Es por ello que Pedro Rilo ha denunciado a Toñi Salazar por allanamiento de morada, un supuesto robo del coche, coacciones y amenazas, según él mismo ha contado en la revista Semana. Tras estas acusaciones, la integrante de Azúcar Moreno decidió romper su silencio y revela en el programa de Emma García que lo que más le ha dolido es haber sido tratada "como si fuera una delincuente" en el que es su hogar y verse "rodeada de policías", tras la denuncia de su ex.

"Se ha portado como un cerdo, es una mala persona. Te he querido como a nadie. He trabajado mucho y no tengo nada. No es justo lo que está haciendo conmigo", confesaba visiblemente nerviosa. "Esa casa la he pagado yo con mi trabajo y lo voy a demostrar aunque sea lo último que haga en mi vida", continuaba en su alegato de defensa en televisión. "No te vas a ir de rositas. Puedes sacar cosas mías, pero yo también de tí", avisaba Toñi a su exmarido.

Azúcar Moreno
Azúcar Moreno

Al parecer parte de los problemas que pudo tener Toñi Salazar con su hermana Encarna, podrían haber venido de su relación profesional que mantuvo con Pedro Rilo tras su separación. La expareja se llevaba tan bien que ella no tuvo inconveniente en que continuara llevando su carrera como artista, ni tampoco Encarna que lo hiciera Mauricio Trillo, su marido en aquel momento y también manager. Después veinticinco años de carrera, las desavenencias entre excuñados pudieron generar tensión y fue uno de los motivos que las hizo separase y dar por finalizada su carrera como dúo musical, aunque finalmente con el tiempo pudieron solucionar sus diferencias. Después de su unión con Pedro Rilo, Toñi Salazar rehizo su vida sentimental y se casó con el modelo Roberto Liaño en febrero de 2011, pero dos años despues anunciaron su separación.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente