La última portada de Time resume perfectamente todo lo que está mal de la compra de Twitter por Elon Musk

·3 min de lectura
La portada de Time sobre la compra de Twitter por parte de Elon Musk. (Foto: Time).
La portada de Time sobre la compra de Twitter por parte de Elon Musk. (Foto: Time).

El multimillonario Elon Musk consiguió salirse con la suya y se ha convertido en el dueño de Twitter tras pagar 44.000 millones de dólares (unos 41.500 millones de euros). La noticia de la última aventura empresarial del excéntrico empresario de origen sudafricano ha copado los medios de todo el mundo y es portada del último número de la revista Time, cuyas llamativas primeras páginas no suelen dejar a nadie indiferente. Esta vez no ha sido una excepción.

La publicación estadounidense resume perfectamente en su portada todo lo que está mal de la compra de Twitter por parte de Musk. En ella aparece el fundador de SpaceX con rostro serio y chaqueta negra presumiendo de su nueva adquisición de una manera bastante peculiar. Y es que en su mano izquierda sostiene una jaula repleta de pajaritos azules, el famoso logotipo de la red social, como quien acaba de atrapar a un ave y puede hacer con él lo que quiera. “What everyone gets wrong about Elon Musk” (“De lo que todos se equivocan sobre Elon Musk”), dice el titular.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

La información principal de la revista sobre el asunto trata de la duda que asalta a todo el mundo después de que el magnate se haya hecho con Twitter: qué pretende hacer con la red social. Especialmente teniendo en cuenta su particular carácter y su visión del mundo.

La periodista que firma el artículo, Molly Ball, lo define como un “futurista con la cabeza en las nubes que está demasiado obsesionado con sus ambiciones cósmicas como para comprometerse con las sucias minucias del gobierno” y califica de “una preocupación urgente” que alguien con un punto de vista tan excéntrico sobre la política, la sociedad y el discurso humano vaya a controlar “la plataforma de medios más influyente del mundo”.

Recuerda que no ha emprendido esta aventura empresarial con ánimo de lucro, sino por el bien de la sociedad o, como él afirmó, “por la libertad de expresión”.

Elon Musk en un acto de Tesla este abril de 2022. (Foto: Suzanne Cordeiro / AFP / Getty Images).
Elon Musk en un acto de Tesla este abril de 2022. (Foto: Suzanne Cordeiro / AFP / Getty Images).

Musk, que supera los 80 millones de seguidores en Twitter, ha utilizado esta red social de manera provocativa con memes sobre la ciencia ficción o incluso calumniando e insultando a gente. Eso le ha hecho meterse en numerosos líos, como cuando llamó “pedófilo” a un submarinista británico que calificó de autopromoción su intento de ayudar a los niños que quedaron atrapados en una cueva de Tailandia o cuando fue demandado por la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos por engañar a los inversores en 2018.

Todo lo ha hecho bajo su particular visión de la libertad de expresión y se ha quejado en alguna ocasión de que los moderadores de Twitter fueron demasiado lejos. Como recuerda Time, su idea ha sido aplaudida por los sectores conservadores y de la derecha, pero curiosamente el empresario es también un gran admirador de Barack Obama.

Esa excéntrica personalidad y la curiosa visión sobre la libertad de expresión hacen que el futuro de Twitter a partir de ahora sea una incógnita y todo sean dudas alrededor de cómo quiere gestionar la red social. Hay incluso preocupación entre los empleados.

Según Bloomberg, Twitter bloqueó la posibilidad de realizar cualquier modificación interna a la plataforma por miedo a que los empleados hicieran cambios no autorizados como boicot y protesta por la compra de Musk.

EN VÍDEO | Las ventas del peluche que Elon Musk mandó al espacio se dispararon sin que sus fabricantes supieran la razón

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente