Tillerson llega a Moscú para transmitir un mensaje de firmeza

El secretario de Estado de EEUU, Rex Tillerson (C), al llegar el 11 de abril de 2017 al aeropuerto de Vnukovo, en Moscú, para su primera visita oficial a Rusia

El secretario de Estado estadounidense, Rex Tillerson, llegó a Moscú en su primera visita oficial a Rusia, un viaje de dos días que estará dominado por las discrepancias entre ambos países sobre Siria, tras el presunto ataque químico de la semana pasada.

Tillerson tiene previsto encontrarse el miércoles con su homólogo ruso, Serguei Lavrov.

Este martes, el portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov, advirtió de que no podía confirmar si dentro de la agenda había una reunión del secretario de Estado con el presidente ruso, Vladimir Putin.

El secretario de Estado llegó a las 16H34 locales (13H34 GMT) al aeropuerto de Vnukovo de Moscú.

Antes de viajar a Rusia, Tillerson dijo a sus homólogos del G7, reunidos en la Toscana italiana, que Moscú debería replantear su alianza con el presidente sirio, Bashar al Asad, tras el presunto ataque químico que los occidentales afirman que fue perpetrado por Damasco.

Horas antes de la llegada de Tillerson, la diplomacia rusa informó en un comunicado que esperaba "negociaciones productivas".

"No buscamos la confrontación sino una cooperación constructiva. Esperemos que también sea lo que quiere Estados Unidos", señaló la diplomacia rusa en un comunicado.

"Es por eso que en las próximas negociaciones, queremos antes que nada comprender en qué medida Estados Unidos es consciente de la necesidad de estabilizar y normalizar nuestras relaciones", prosiguió el ministerio.

Rusia, que atraviesa "el periodo más difícil desde el fin de la Guerra Fría" en sus relaciones con Estados Unidos, dice estar "abierta al diálogo más franco posible".

El viaje de Tillerson a Moscú tiene lugar luego del ataque estadounidense contra una base aérea siria la madrugada del 7 de abril, ordenado en respuesta a un ataque químico atribuido al régimen de Damasco que causó 87 muertos dos días antes en Jan Sheijun, en el noroeste de Siria.

Rusia, que desmiente cualquier responsabilidad de Damasco en el supuesto ataque químico, denunció el bombardeo, tildándolo de "agresión contra un Estado soberano".

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines