Tillerson exige a sus aliados europeos de la OTAN que aumenten el gasto en defensa

Por Lachlan CARMICHAEL, Nicolas REVISE
1 / 2
El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg (d), saluda al secretario de Estado de EEUU, Rex Tillerson, durante una reunión ministerial en Bruselas el 31 de marzo de 2017

El secretario de Estado estadounidense, Rex Tillerson, exigió este viernes a sus aliados de la OTAN que aumenten el gasto en defensa hasta alcanzar el 2% del PIB antes de 2024 y denunció "la agresión rusa en Ucrania", mostrando una postura más dura hacia Moscú.

Sus declaraciones se producen en su primera reunión con sus aliados europeos, una cita que se produce antes de la cumbre del 25 de mayo, a la que asistirá el presidente estadounidense, Donald Trump.

"Los aliados que no tienen programas concretos para gastar el 2% del PIB en materia de defensa de aquí a 2024 deben implementarlos ahora. Quienes tienen un programa para alcanzar el 2%, deben acelerar sus esfuerzos y obtener resultados", insistió Tillerson ante sus 27 homólogos de los demás países de la OTAN reunidos en su sede de Bruselas.

En su intervención, el secretario de Estado norteamericano pidió que los dirigentes de la Alianza aprueben este objetivo durante su cumbre del próximo 25 de mayo.

"Es necesario que antes de fin de año todos los aliados hayan cumplido sus compromisos o puesto en marcha programas que precisen claramente" cómo lograrlo, afirmó Tillerson.

Estados Unidos se queja desde hace años, mucho antes de la llegada de Trump a la Casa Blanca, de un desequilibrio en el "reparto de la carga" financiera con sus aliados europeos.

Los europeos se habían comprometido a cumplir antes de 2024 el objetivo de gasto militar hasta el 2% del PIB durante una cumbre de la OTAN en Gales en 2014. Hasta el día de hoy, solo cinco países lo han conseguido.

"Como dijo claramente el presidente Trump, Estados Unidos ya no puede mantener una parte desproporcionada de los gastos de defensa de la OTAN. Los aliados tienen que aumentar su gasto de defensa para cumplir sus compromisos", recordó.

"La capacidad de la Alianza para la seguridad de la comunidad transatlántica depende de ello", agregó Tillerson, quien aseguró que "el presidente y el Congreso de Estados Unidos apoyaban la OTAN".

Los países europeos se sorprendieron por las declaraciones del nuevo presidente estadounidense a su llegada a la Casa Blanca, al estimar que la OTAN estaba "obsoleta" y que el Brexit era algo "maravilloso".

El secretario general de la organización, Jens Stoltenberg, por su parte, quitó importancia a las preocupaciones de que Trump esté menos implicado en la Alianza.

"Nosotros vemos un fuerte compromiso de Estados Unidos con la OTAN, con la Alianza Atlántica, no sólo en las palabras, sino en los hechos", dijo Stoltenberg, citando como ejemplo el aumento del despliegue militar de Washington en el este de Europa.

El exprimer ministro noruego dijo que los aliados europeos también se han dado cuenta de la necesidad de abordar los conflictos en las fronteras del este y del sur.

- Una postura más dura con Moscú -

"Queremos tener una conversación sobre la postura de la OTAN en Europa, sobre todo en el este de Europa como respuesta a la agresión rusa en Ucrania y en otros lugares", declaró Tillerson.

Unos responsables del departamento de Estado indicaron, además, que Tillerson trabajará con los miembros de la OTAN para obligar a Rusia a cumplir con las obligaciones contraídas en los acuerdos de Minsk para poner fin a la guerra en el este de Ucrania.

En 2014, Moscú se anexionó la península ucraniana de Crimea y apoyó a los separatistas prorrusos del este de Ucrania en su lucha contra el Gobierno prooccidental de Kiev.

Las declaraciones de Tillerson tranquilizarán probablemente a quienes temían que el presidente Donald Trump estuviera más interesado en estrechar sus vínculos con su homólogo ruso, Vladimir Putin, que en apoyar a la OTAN frente a Moscú.

Los aliados de Washington recelaban de la voluntad de Trump de mejorar sus relaciones con Rusia en detrimento de su respaldo al Gobierno prooccidental de Ucrania o a los socios de la OTAN en los expaíses soviéticos del este de Europa.

Sus temores crecieron cuando Tillerson decidió no acudir al encuentro de la OTAN, alegando varios compromisos, incluido un viaje a Rusia, antes de cambiar de opinión cuando la Alianza reprogramó la fecha de su reunión al viernes.

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines