¿Tienes hipertensión? Hay un seguro de salud que te cuidará

HolaInsurance
·9 min de lectura


¿Tienes hipertensión? Hay un seguro de salud que te cuidará
¿Tienes hipertensión? Hay un seguro de salud que te cuidará

El Departamento de Salud y Servicios Sociales (HHS) indica que entre 50 y 129 millones de personas menores de 65 años en los Estados Unidos viven con una condición preexistente.

Un condición médica preexistente es un afección de salud, como el asma, la diabetes, la hipertensión o el cáncer, que la persona tenía antes de la fecha en que comienza una nueva cobertura de salud.

Antes que entrara en vigencia la Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio (ACA) en 2010, las aseguradoras de salud podían rechazar a una persona por padecer una de estas afecciones. Y, si le vendían un seguro, la prima (lo que pagas al mes por tener cobertura), podía ser más alta a causa de la condición.

La arbitrariedad llegaba a tal extremo que hasta podían considerar a un embarazo como una condición preexistente.

  • ¿Quiénes pueden recibir subsidios para pagar las primas?

Esto cambió después de ACA y hoy, por ley, las compañías de seguros no pueden negarse a cubrir a una persona porque tenga una de estas afecciones tan comunes, o cobrarle más.

Todos los planes del mercado de seguros deben cubrir el tratamiento para condiciones médicas preexistentes.

Según explica el sitio federal cuidadodesalud.gov:

  • Una vez que estás inscrito, el plan no puede negar tu cobertura o aumentar las tarifas en función de tu salud.

  • Medicaid y el Programa de Seguro de Salud Infantil (CHIP) tampoco pueden negar la cobertura o cobrar más por una condición de salud preexistente.

  • Si estás embarazada cuando solicitas un plan, no pueden rechazarte ni cobrarte más porque estés embarazada.

  • Una vez que estés inscrita, tu embarazo y parto estarán cubiertos desde el día que comienza su plan.

Ten en cuenta esto hoy, a pocos días de que inicie el Período Abierto de Inscripción, cuando abren los mercados de seguros de salud y los consumidores pueden o bien adquirir nueva cobertura médica o cambiar el plan que tienen.

Este Período Abierto de Inscripción es más crítico que ninguno, ya que millones de personas que tenían seguro de salud a través del trabajo, han perdido sus empleos a causa de la pandemia de COVID-19.

Según un análisis del Economic Policy Institute, al ritmo del aumento de la tasa de desempleo generada por el coronavirus, más de 12 millones de personas pueden haber perdido sus seguros de salud desde febrero.

En la mayoría de los estados, esta ventana de oportunidad para tener cobertura médica asequible comienza el 1 de noviembre.

Algunos ejemplos de ventanas de inscripción:

Arizona, Carolina del Norte, Carolina del Sur, Illinois Indiana, Florida, Georgia, Louisiana, Michigan, Ohio, Oklahoma, Tennessee, Texas y Virginia. Del 1 de noviembre al 15 de diciembre.

Nevada y Pennsylvania. Del 1 de noviembre de 2020 al 15 de enero de 2021.

California y Nueva Jersey. Del 1 de noviembre de 2020 al 31 de enero de 2021.

Algunas cosas para tener en cuenta e inscribirse bien:

  • Debes navegar el sitio del mercado de seguros de tu estado antes que comience la inscripción. Aunque no podrás registrarte, sí podrás ver si hay novedades, nuevos planes, información que puede ser valiosa a la hora de comprar o cambiar de cobertura.

  • Si tienes papeles —no solo estatus migratorio como residencia permanente o ciudadanía—sino también, por ejemplo, visa de estudio o de trabajo, puedes adquirir un seguro de salud en estos mercados.

  • Si tu familia tiene estatus migratorio mixto, en donde algunos miembros son documentados y otros no, los que tienen papeles pueden inscribirse (desafortunadamente los inmigrantes sin papeles no pueden acceder a este mercado).

  • No te quedes con información del pasado. Muchos estados han expandido Medicaid, lo que permite que personas que antes no calificaban (aunque sus salarios no eran altos), ahora puede ser que sean elegibles. Averigua cuál es la situación en tu estado.

Hasta el momento, 39 estados han expandido el programa de salud que ayuda a las personas de bajos ingresos a tener atención médica.

  • Inmigrantes, quién puede tener seguro de salud

Qué documentos necesitas para inscribirte

Es un consejo básico, pero que pocas personas lo aplican. Una estrategia que facilita mucho las cosas al momento de inscribirse en el mercado de seguros para tener cobertura médica.

Una lista de TODO lo que puedes llegar a necesitar.

Con esta lista a mano, tendrán todo los documentos que te pedirán, ya sea que completes tu solicitud en línea o con ayuda de una persona especializada.

Recuerda que en la mayoría de los estados la inscripción termina el 15 de diciembre a las 11:59pm.

DATO IMPORTANTE: el mercado te preguntará sobre cada persona en tu hogar, incluyendo a los que no solicitan cobertura.

Para el mercado de seguros de salud, tu hogar por lo general incluye a la persona que declara los impuestos y a sus dependientes fiscales, pero hay excepciones. A veces el mercado incluye a las personas que viven contigo, que no se encuentran en tu declaración de impuestos.

También debes incluirte a ti mismo en tu solicitud. Aquí hay una lista básica de las otras personas a las que generalmente se incluyen:

• Cónyuge

• Hijos que vivan contigo, incluso si ganan suficiente dinero para presentar una declaración de impuestos por sí mismos

• Cualquier persona que incluyas en tu declaración de impuestos como dependiente, incluso si no vive contigo

• Cualquier otra persona menor de 21 años que tengas a cargo

• Tu pareja de hecho, sólo si una o ambas de estas situaciones aplica:

* Es tu dependiente fiscal

* Es el padre de tu hijo (a)

Al inscribirte en el mercado, te pedirán tu dirección. En donde vives puede afectar la cobertura médica para la que se es elegible.

Ingresa la dirección de tu casa para averiguar si eres o no residente del estado donde quieres obtener la cobertura. Selecciona tu estado al principio de la solicitud.

Se te pedirá tu dirección postal. Ésta puede ser la misma que tu dirección residencial. Si no es así, elige una dirección postal en el estado en el que vives.

Si alguien en tu solicitud tiene una dirección diferente, tendrás que ingresarla también.

En la solicitud del mercado te pedirán que ingreses los 9 dígitos del número de Seguro Social (SSN) de cada persona, incluyendo los que no solicitan cobertura. El mercado verificará los números de Seguro Social con la Administración del Seguro Social, al inicio de tu solicitud, te pedirán autorización para hacerlo.

Puedes dejar este campo en blanco si una persona no tiene un SSN o no quieres ingresarlo, pero puede ser que tengas que dar más información más adelante.

Esta información sólo se utilizará para determinar la elegibilidad para la cobertura médica.

Si tu o cualquier otra persona en tu solicitud es un inmigrante con papeles, se te pedirá proveer información de sus documentos de inmigración.

En la solicitud del mercado, se te puede preguntar sobre los ingresos, gastos y deducciones de todos en tu hogar, incluyendo los que no están solicitando cobertura.

El mercado cuenta estas fuentes de ingresos:

• Sueldos y salarios, como se informó en tu formulario W-2 y colillas de pago

• Propinas

• Ingreso neto de cualquier trabajo por cuenta propia o negocio

• La compensación por desempleo

• Pagos del Seguro Social, incluidos los pagos por discapacidad (pero no Seguridad de Ingreso Suplementario o SSI)

• Pensión alimenticia

• Ingresos por retiros o de pensiones, incluyendo la mayoría de IRA o 401k

• Los ingresos por inversiones, como dividendos o intereses

• Los ingresos por alquileres

• Otros ingresos gravables

También se te preguntará si alguien en tu hogar tiene actualmente cobertura médica, incluyendo Medicaid, el Programa de Seguro Médico Infantil (CHIP), Medicare, TRICARE, el programa de atención médica de veteranos (VA), Cuerpos de Paz, o cobertura a través del seguro individual o de un empleador.

Si alguien tiene cobertura, busca el número de póliza. Esta información está en la tarjeta del seguro, generalmente en la parte de adelante.

Tendrás que completar la “Herramienta de Cobertura para el Empleador” para cada miembro de la familia que es elegible para un plan basado en el empleo, incluso si no están inscritos o no están solicitando cobertura del mercado.

Puedes obtener esta información a través de tu empleador. Esta herramienta opcional te ayudará a reunir toda la información que podrías necesitar en un solo lugar.

Por qué necesitas seguro de salud

Muchas personas, especialmente las más jóvenes y saludables, se preguntan por qué deben gastar dinero en un seguro de salud.

  • 10 razones por las que los "millenials" deben tener cobertura médica

¿Lo piensas dos veces cuando contratas el seguro de tu auto, de tu vivienda, incluso de objetos valiosos que posees?

Hay muchas maneras sabias de ahorrar dinero, pero decidir no tener seguro de salud no es una de ellas.

Las siguientes son al menos seis razones de peso por las que debes tener cobertura médica:

1) Cuentas astronómicas. Un seguro de salud puede ser costoso, pero no tenerlo puede costar mucho más. Un accidente, una fractura, el diagnóstico de una condición cardíaca, colesterol alto, hipertensión, una erupción en la piel, una crisis asmática, la caída de tu niño andando en bicicleta, pueden desencadenar visitas inesperadas al doctor y una catarata de cuentas médicas difíciles de pagar.

2) Ayuda para pagar. Tu seguro de salud paga por tus gastos médicos preventivos, y por otros gastos médicos en general cuando ya alcanzaste el límite de tu deducible (lo que debes desembolsar de tu propio bolsillo antes que la aseguradora comience a pagar).

3) Prevención familiar. Cuando todos los miembros de la familia tienen seguro médico, tienden a recibir más atención preventiva, hacerse los chequeos anuales, recibir las vacunas obligatorias y las de la gripe. Si se tiene una situación o emergencia médica y no se tiene seguro de salud, seguramente la persona termine en una sala de emergencia, lo que es mucho más costoso, ya sea para su propio bolsillo si tiene capacidad de pagar esa cuenta, o para el hospital si tiene que absorber ese gasto.

4) Cuidado gratuito. Cuando tienes seguro de salud, por ley puedes tener vacunas y chequeos preventivos sin costo, incluso antes que alcances tu deducible.

5) Pertenecer a una red. Al tener seguro, pagas menos cuando recibes atención de proveedores de salud que forman parte de tu plan médico, incluso antes que alcances tu deducible.

6) Beneficio colectivo. Cuando una persona paga un seguro de salud, el dinero de las primas va a una especie de fondo común que la aseguradora utiliza para pagar por los gastos médicos de sus miembros. Una persona saludable gasta menos y, obviamente, una persona con condiciones médicas, más. Ese balance, que varía constantemente porque alguien sano puede enfermarse, ayuda a que las primas (los pagos mensuales) no aumenten, además de contribuir a la salud y el bienestar común.

Tu próximo paso

Hay diferentes formas de inscribirse en un seguro médico para 2021. Lo más sencillo es comunicarte con un agente, corredor o asistente para que te ayude. Puedes llamar a HolaDoctor al 1-888-553-8283. Se ofrece ayuda en español.

También puedes pedir a un agente que se comunique contigo. Ingresa aquí tu información y un agente o corredor registrado en el mercado de seguros hablará directamente contigo a partir del 1 de noviembre.

Fuentes: cuidadodesalud.gov, mercados estatales, HHS, CDC, CMS.