Tiempo inestable hasta el domingo cuando vuelve el calor al sur y el oeste

·3 min de lectura

Madrid, 2 jun (EFE).- El tiempo inestable continuará los próximos días con lluvias y chubascos en amplias zonas del país, que en el norte y este podrán ser intensos e ir acompañados de granizo, preludio de un ascenso de temperaturas que se consolidará a partir del domingo y traerá calor acusado a las zonas sur y oeste.

Según ha informado la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), las temperaturas bajarán temporalmente el viernes y el sábado pero, “en general tendrán una tendencia ascendente”, que se notará más durante el domingo y los primeros días de la próxima semana.

Rubén del Campo, portavoz de Aemet, ha explicado que la inestabilidad de los últimos días se ha traducido en precipitaciones intensas, acompañadas de tormentas, y en algunos casos de granizo, que dejaron el pasado lunes hasta 19 litros por metro cuadrado en 10 minutos en el municipio de Sargentes de la Lora, en la provincia de Burgos.

Ayer martes hubo lluvias de intensidad torrencial, especialmente en Pola de Somiedo, Asturias, y en Soto de Valdeón, León, donde se acumularon 20 litros por metro cuadrado en 10 minutos.

Durante esta madrugada, ha continuado Del Campo, ha seguido lloviendo con intensidad en el archipiélago balear, donde destacan los 40 litros por metro cuadrado recogidos en una hora en Xineu-Camprodó, en la isla de Mallorca.

También hubo granizadas intensas, entre las que sobresalen las que afectaron a Valencia, "donde -ha señalado- se registraron piedras superiores a los 3 o 4 centímetros de diámetro" en algunos puntos del interior de la provincia.

La actividad tormentosa fue también notable en España durante el lunes y el martes, ya que la red de detección de descargas eléctricas de Aemet, detectó 36.000 rayos el lunes y 41.000 descargas el martes en el conjunto del país.

Tras una breve tregua este miércoles, mañana aumentará la inestabilidad sobre todo en el tercio norte de la Península, con lluvias y chubascos tormentosos fuertes en el interior de Cantabria y el País Vasco, Navarra, La Rioja, mitad oriental de Castilla y León y puntos de Aragón.

En el tercio oriental habrá tormentas por la tarde y las temperaturas subirán en el centro y noroeste peninsular, mientras que bajarán en el Cantábrico y área mediterránea y se alcanzarán los 30 o 32 grados de temperatura máxima en la zona centro, noreste, y Andalucía oriental.

El viernes aumentará la inestabilidad debido a la aproximación de una vaguada, que propiciará la formación de una pequeña DANA y que se traducirá en chubascos tormentosos casi generalizados en la Península.

Las lluvias serán fuertes y acompañadas de granizo en el alto Ebro, Navarra, La Rioja, Aragón, este de Castilla y León y Castilla-La Mancha, entorno del sistema Ibérico y, de forma dispersa, en puntos del sureste, Estrecho y Alborán.

Las temperaturas descenderán y lo harán especialmente en el interior de la mitad oriental, donde la bajada puede ser de hasta 6 u 8 grados respecto al día anterior, mientras que subirán en Galicia.

El sábado, es probable que continúe el ambiente inestable en puntos del centro, buena parte de la mitad oriental de la Península y en Baleares, con chubascos tormentosos localmente persistentes y en ocasiones acompañados de granizo, y temperaturas en descenso en la zona centro y en el noreste, con subidas en el Cantábrico y sureste.

Según la Aemet, el tiempo se irá estabilizando el domingo y brillará el sol, aunque todavía habrá chubascos tormentosos en los Pirineos, Baleares y en otras zonas de montaña del interior peninsular.

Lo más destacado de la jornada será el ascenso térmico, notable en el tercio sur, donde se superarán los 35 grados en el valle del Guadalquivir.

La subida de las temperaturas se consolidará durante los dos primeros días de la próxima semana, que dejarán ambiente cálido, con temperaturas superiores a los 30 grados en buena parte de la Península en las horas centrales del día, y más de 35 grados en amplias zonas del centro y del sur.

(c) Agencia EFE