El tiempo estable dará paso a un fuerte descenso térmico a partir del jueves

Agencia EFE
·2 min de lectura

Madrid, 16 nov (EFE).- El tiempo seco y estable con temperaturas de entre 5 y 10 grados superiores a lo normal predominará en toda España hasta el miércoles, pero el jueves 19 la entrada de viento del norte provocará un importante descenso térmico que podría incluso traer la nieve a algunas cordilleras.

Según ha informado este lunes Rubén del Campo, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), la semana comienza con tiempo estable dominado por las altas presiones procedentes del interior del continente europeo hasta España, que "hacen de escudo" frente a las borrascas atlánticas.

La consecuencia son pocas lluvias hasta mediados de semana, limitadas solo al extremo norte, bancos de niebla y nubes bajas y persistentes en las dos mesetas y en el litoral gallego y andaluz y temperaturas en general más altas de lo habitual.

El martes a última hora podría llover en el oeste de Galicia y con mayor intensidad podría hacerlo también el miércoles en el extremo occidental, sin descartar tampoco precipitaciones en Asturias, Cantábrico, extremo de Castilla y León y oeste de la Meseta norte, en tanto que los vientos soplarán con intensidad en las costas gallega y de Cantabria hasta mediados de semana.

Las temperaturas bajan hoy lunes, especialmente en la mitad norte, y suben el martes y el miércoles, pudiéndose alcanzar esos días los 20 grados en la costa cantábrica o los 25 en Bilbao.

A partir del jueves llegan lluvias y chubascos al tercio norte peninsular, que serán localmente fuertes y persistentes en puntos del Cantábrico oriental, y se produce una "acusada bajada" de los termómetros, de hasta 10 grados menos que el día anterior, en el entorno de los Pirineos, cordillera Cantábrica, y norte del Sistema Ibérico, zonas donde podría nevar por encima de los 1.300 metros.

En el resto de España el tiempo continuará seco, sin descartar chubascos tormentosos y débiles en el Mediterráneo; las nieblas se irán disipando pero el viento soplará fuerte en el extremo norte, en la depresión del Ebro y en el Estrecho y Alborán, donde tendrán levante intenso.

La situación se mantendrá el viernes hasta el fin de semana en que el tiempo se estabiliza, las precipitaciones remiten en general y suben las temperaturas por el norte, con heladas nocturnas en zonas de montaña, páramos del centro, norte peninsular y puntos de la Meseta norte.

Las temperaturas alcanzarán valores propios de la época a finales de semana, algo más frescos en el norte y por encima de normal en el tercio sur peninsular.

En Canarias predominará el ambiente cálido hasta el miércoles y en ocasiones se podrían rebasar los 30 grados como consecuencia de los vientos africanos, pero el jueves se intensifican los alisios y bajan también las temperaturas.

(c) Agencia EFE