Un tiburón aparece inesperadamente en la cubierta de un barco desatando el pánico de la tripulación

Un grupo de pescadores se ha llevado una inesperada sorpresa durante una jornada de pesca en aguas del océano Pacífico después de que un tiburón aterrizara sobre la cubierta de su embarcación. Los hechos ocurrieron a finales de agosto frente a la costa del estado de Maine, en los Estados Unidos, pero estos han trascendido recientemente.

Uno de los tripulantes pudo capturar el momento con su teléfono móvil y lo compartió en el perfil de Facebook de Sea Ventures Charters, una compañía ubicada en la localidad de Saint George que se dedica a la organización de deportes y actividades acuáticas como la pesca.

En las imágenes, se puede apreciar al escualo cayendo repentinamente sobre la parte trasera de la embarcación después de dar varios saltos en el agua. “De repente, algo mordió el anzuelo. Muy grande, muy rápido. Y saltó”, explicó uno de los miembros de la compañía de actividades acuáticas a la cadena de televisión WGME.

Según parece, el animal trataba de zafarse del anzuelo saltando sobre el agua hasta que, después de cuatro intentos, aterrizó sobre el bote. Este golpeó la cara de un miembro de la tripulación con una de sus aletas pero afortunadamente nadie resultó herido.

El escualo era un tiburón Mako de más de dos metros de longitud, una especie en peligro de extinción que suele habitar las aguas del Pacífico, del Atlántico, el Índico, el Mediterráneo y el Caribe. El Mako es agresivo y combativo, por lo que está considerado como peligroso.

Tras el incidente, la tripulación logró controlar la situación y, tras tomarle las medidas y clasificarlo, lo devolvieron a su hábitat abriendo el portón trasero y ayudándolo a entrar en el agua. Finalmente, todo quedó en una anécdota.