'The game is over': Rusia advierte a Occidente que nada será como antes en la economía

Coincidiendo con una intensa ola de calor, Rusia ha venido entregando menos gas natural del que le piden en Europa a través del gasoducto Nord Stream 1, que cruza el mar Báltico hasta Alemania. Gazprom lo resume como que “el juego (con Occidente) ha terminado”. Les explicamos.

Aunque Rusia esté luchando activamente para abolir cualquier representación occidental en su territorio, el presidente del gigante Gazprom acudió al inglés para lanzarle una advertencia a sus rivales: “The game is over”.

“¿Por qué se acabó? Porque la demanda de materias primas supera la demanda de reservas de divisas”, explicó Alexei Miller, el presidente ejecutivo del gigante ruso Gazprom, el principal proveedor de gas de la Unión Europa.

Durante su intervención en el último día del Foro Internacional de San Petersburgo, que Rusia cataloga como su propia versión del Foro Económico Mundial de Davos, el directivo arremetió contra sus clientes occidentales.

"Un conocido emperador chino dijo una vez: ‘Si tu rival está cometiendo un error, no le impidas que lo cometa’. Bueno, le advertimos a la Unión Europea que hacer contratos a largo plazo con Gazprom es muy arriesgado. Obtienes lo que te mereces. Lo quisiste, lo obtuviste”, sentenció.

Sus declaraciones coinciden con la disminución en los flujos de gas ruso a Europa, que coinciden con una ola de calor temprana que azota el sur del continente y alimenta las preocupaciones sobre posibles dificultades para guardar gas para el invierno.

Francia reveló que desde el 15 de junio no está recibiendo gas ruso desde Alemania, mientras que Italia y Eslovaquia dijeron haber recibido este viernes menos de la mitad de los volúmenes habituales desde el gasoducto Nord Stream 1.

Vladimir Putin: “Las cosas nunca volverán a ser como antes”

El cierre de la conferencia en San Petersburgo estuvo a cargo del presidente ruso, Vladimir Putin, quien arremetió contra sus rivales occidentales y los acusó de tratar de “aplastar” a su país con sanciones "estúpidas" que equivalen a una "guerra económica relámpago".

En un discurso de más de una hora, Putin negó que lo que llama una “operación militar especial” en Ucrania tenga que ver con el aumento mundial de los precios, tanto de alimentos, como de hidrocarburos.

"No puedo callar, hay muchas especulaciones al respecto de los suministros ucranianos al mercado internacional. No obstaculizamos nada, por Dios. No fuimos nosotros quienes minamos los puertos ucranianos en el mar Negro", declaró en su discurso.

El líder del Kremlin agregó que la Unión Europea podría perder más de 400.000 millones de dólares este año debido a las sanciones y reiteró que éstas que repercutirían en mayor medida en quienes las impusieron.

Según el mandatario, el Banco Central está imprimiendo dinero para superar los problemas económicos, aunque considera que las finanzas del Kremlin ya se están estabilizando.

Con AP y Reuters

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente