Una testigo del juicio Floyd en EEUU relata que lamenta "no haber hecho más"

Agnes Bun y Joy Powell
·4 min de lectura
Una pancarta fuera del tribunal de Minneapolis que juzga la muerte de George Floyd, el 29 de marzo de 2021

Una testigo en el juicio contra el expolicía de Minneapolis acusado por la muerte de George Floyd - quien captó el video viral que muestra sus últimos minutos - relató este martes que lamenta "no haber hecho más" para salvarlo.

Darnella Frazier, de 18 años, fue una de las testigos que relató su experiencia el pasado 25 de mayo - el día de la muerte de Floyd - en el juicio contra el exagente Derek Chauvin que está imputado de homicidio y de asesinato.

El video captado por Frazier que muestra a Chauvin, un policía blanco, aplicando presión con su rodilla en el cuello de Floyd, un hombre negro de 46 años, se viralizó y generó conmoción en Estados Unidos y en el mundo, lo que desató multitudinarias protestas contra el racismo y la brutalidad policial.

"Mi padre es negro. Mi hermano también es negro", contó la adolescente ante el tribunal con lágrimas en los ojos. "Podría haber sido uno de ellos", agregó.

"He pasado noches enteras pidiéndole perdón una y otra vez a George Floyd por no haber hecho más y no haber interactuado físicamente y no haber salvado su vida", relató la testigo, que señaló que tampoco había algo que pudiera haber hecho.

En el estrado, describió a Floyd como alguien que estaba "asustado", "aterrado" y que "rogó por su vida".

"Eso no estuvo bien. Él estaba sufriendo. Le dolía", contó. "Yo sabía que estaba mal. Todos sabíamos que estaba mal", agregó.

- Testigo de un "homicidio" -

Otro testigo, Donald Williams, de 33 años, relató que llamó a emergencias tras presenciar la muerte de Floyd y describió la situación como un "homicidio".

También indicó que le suplicó a los agentes en el lugar que le prestaran asistencia a Floyd, que murió bajo arresto tras ser acusado de haber pagado con un billete falso de 20 dólares.

Williams, un instructor de artes marciales mixtas, afirmó que Floyd ya estaba en "peligro" cuando él llegó al lugar.

"Se notaba que a duras penas estaba tratando de respirar", indicó.

Williams contó que Floyd fue retenido por Chauvin utilizando una llave conocida en artes marciales como "enganche de sofoco" y que lo vio perder el conocimiento.

Después de que una ambulancia se llevara a Floyd, Williams llamó al número de emergencias 911.

"Creo que fui testigo de un homicidio", indicó Williams ante el tribunal. "No sabía qué más hacer", agregó.

- "Llegaron y mataron a ese hombre" -

Algunos fragmentos de la llamada fueron reproducidos ante el tribunal.

"Él llegó y mató a este tipo", relató Williams en la llamada. "Asesinos, hermano, llegaron y mataron a ese hombre frente a una tienda", agregó.

Al ser interrogado sobre a quién se refería, Williams dijo: "Al oficial sentado ahí" y señaló a Chauvin.

"¿Usted vio a Floyd resistiéndose?", preguntó el fiscal Matthew Frank. Williams respondió que no.

El video que muestra la muerte de Floyd fue reproducido ante el jurado el lunes y se espera que sea el eje central del proceso contra Chauvin.

La acusación busca demostrar que Chauvin no tuvo ninguna justificación para usar una llave de inmovilización peligrosa que provocó la muerte de Floyd.

El abogado de la defensa argumentó el lunes que Floyd estaba drogado y que su muerte se debió a las sustancias en su sangre sumadas a su estado de salud.

"Derek Chauvin hizo exactamente lo que le habían entrenado para hacer", afirmó Nelson.

Chauvin -que llevaba 19 años en la policía- se enfrenta a una pena de hasta 40 años de prisión si es condenado por el cargo más grave que se le imputa, homicidio en segundo grado.

El juicio es seguido con atención por el mundo entero y el lunes la Casa Blanca indicó que el presidente Joe Biden también estaba atento.

"Ciertamente lo estará observando de cerca, como lo harán los estadounidenses de todo el país", afirmó su portavoz, Jen Psaki, al mencionar la "herida" que este caso dejó en el país.

Ben Crump, un abogado experto en derechos civiles que representa a la familia Floyd, calificó el proceso como "un juicio histórico que va a ser un referéndum sobre cuán lejos ha llegado Estados Unidos en su búsqueda de igualdad y justicia para todos".

Se espera que el juicio dure cerca de un mes y los otros tres oficiales involucrados en el arresto - Tou Thao, Thomas Lane y J. Alexander Kueng - van a ser juzgados en otro proceso también este año.

cl-an/gm