Un testigo de la acusación en el juicio contra Netanyahu muere en accidente aéreo

·3 min de lectura
Benjamin Netanyahu, en la noche electoral de abril de 2019, en la sede del Likud de Tel Aviv. (Photo: THOMAS COEX via Getty Images)
Benjamin Netanyahu, en la noche electoral de abril de 2019, en la sede del Likud de Tel Aviv. (Photo: THOMAS COEX via Getty Images)

Tras una pausa de tres meses, este lunes se reanudaba el juicio por corrupción contra el exprimer ministro israelí Benjamin Netanyahu. Si ya había incógnitas sobre pruebas, indicios y defensas que hacían complejo prever lo que puede pasar en el proceso, ahora se añade una sorpresa, porque se ha sabido que un testigo de la acusación ha muerto en un accidente de avión.

Según ha publicado el diario Haaretz, la avioneta en la que viajaban Haim Garon y su esposa, Esti, se estrelló en el mar cerca de la isla griega de Samos, este lunes. Garon había sido subdirector del Ministerio de Comunicaciones de Israel y testigo de cargo en el juicio de Netanyahu. Al parecer, el pequeño avión privado, que volaba de Israel sobre la isla griega, camino de Macedonia del Norte, sólo con esas dos personas a bordo, se estrelló cerca del aeropuerto de la isla. según la agencia Reuters.

La causa del accidente del avión, un Cessna 182 que opera desde un pequeño aeródromo en Haifa, aún se desconoce, pero probablemente se debió a dificultades técnicas antes de aterrizar.

Según informes de los medios locales, tres barcos se apresuraron al lugar del accidente, incluido un barco de la Guardia Costera y un barco de pesca. También se envió un helicóptero Super Puma de la Fuerza Aérea Griega al lugar del accidente.

Garon declaró en el marco del llamado Caso 4000, que investigaba si el ahora jefe de la oposición israelí promovió una regulación para el propietario de la empresa de telecomunicaciones Bezeq, Shaul Elovitch, a cambio de una cobertura positiva en un web de noticias, Walla, la más popular en Israel. El testimonio de Garon se centró en cuestiones técnicas relacionadas con este caso, según el diario Ynet. Se desconoce si había planes de citarlo de nuevo para más pesquisas.

La investigación

Netanyahu ha sido acusado de fraude, abuso de confianza y aceptación de sobornos en tres casos de corrupción. Uno de ellos, el Caso 4000, es el que atañía al fallecido. El fiscal Avichai Mandelblit presentó una acusación en su contra en enero de 2020 y ahora afronta por primera vez el proceso sin la protección de ser primer ministro, tras la llegada al poder de Naftali Bennett.

La pausa de tres meses en el juicio se produjo a raíz de las solicitudes de los fiscales de más tiempo para presentar todos los materiales relacionados.

Las primeras dos sesiones del juicio de Netanyahu se llevaron a cabo en mayo y julio de 2020. La tercera y cuarta se realizaron en abril y junio de este año.

El tribunal escuchó el lunes, justamente, el testimonio del exdirector ejecutivo de Walla, Ilan Yeshua. Es “un testigo importante en el caso 4000, en el que se alega que Netanyahu abusó de sus poderes cuando se desempeñó como primer ministro y ministro de comunicaciones de 2014 a 2017”, según el periódico The Times of Israel. Dentro de la campaña favorable al exmandatario, al parecer, se permitía presuntamente que los socios y familiares del entonces primer ministro dictaran el contenido editorial y la política del medio, de forma regular.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente