Test electoral para el gobierno de Aung San Suu Kyi en Birmania

Un votante en Dago Seikkan, al este de Rangún, el 1 de abril de 2017, en unas elecciones legislativas parciales que servirán de test para el liderazgo de Aung San Suu Kyi

Las elecciones legislativas parciales que se celebran este sábado en Birmania suponen una primera prueba de fuego para el gobierno de Aung San Suu Kyi, que tiene dificultades para reactivar el país tras llevar un año en el poder.

La euforia que desató en 2015 la holgada victoria electoral de este símbolo de la democracia, exdisidente y premio Nobel de la Paz, se ha ido desvaneciendo ante un gobierno que intenta llevar a cabo sus reformas.

Aunque solo están en juego 19 escaños, que no deberían poner en peligro la supremacia del partido de Aung San Suu Kyi, la Liga Nacional para la Democracia (NLD), estos comicios permitirán dar a conocer el sentimiento de la población respecto al gobierno.

El descontento es especialmente importante en las regiones de Birmania habitadas por minorías étnicas, en las que muchos consideran que Aung San Suu Kyi colabora de forma demasiado estrecha con los militares que han dirigido el país durante 50 años y que todavía controlan importantes sectores del gobierno.

A primera hora del día, cientos de electores hacían cola delante de los colegios electorales en Rangún, la capital económica de Birmania.

Chit Min, un habitante de Dagon Seikkan, en la periferia de Rangún, declaró a AFP que muchos de sus amigos habían decidido no votar. "Estoy seguro de que el NLD volverá a ganar", dijo.

El partido podría encontrar dificultades en el Estado de Shan, en el norte del país, donde miles de personas han sido desplazadas por el recrudecimiento de los enfrentamientos entre el ejército y los rebeldes étnicos.

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines