Tesla, empresa del siglo XXI con prácticas del siglo XIX: obliga a sus trabajadores de Shangai a que duerman en la fábrica

·4 min de lectura
Factoría de Tesla en Shanghai, China. Foto: Getty Images.
Factoría de Tesla en Shanghai, China. Foto: Getty Images.

Tesla (TSLA) es la empresa más puntera y con mayor valoración bursátil del sector del automóvil. Su dueño es Elon Musk, el hombre más rico del mundo. Pero a pesar de estos datos, sus trabajadores no se benefician de la pujanza de la compañía. Especialmente, los que tienen su puesto en la fábrica de Shangai.

Según revela Bloomberg, los empleados de la fábrica de Tesla en Shanghái se verán obligados a vivir en el trabajo tras un cierre de tres semanas debido a un reciente brote de casos de Covid-19 en China. La empresa repartirá sacos de dormir y colchones a sus empleados, a los que se obligará a dormir en el suelo mientras trabajan en un sistema denominado "de circuito cerrado". La otra opción era mandarles a casa y suspender operaciones en la fábrica, algo que no se va a hacer.

Tesla es uno de los varios fabricantes de Shanghái que se están preparando para reanudar sus operaciones después de que el gobierno impusiera un bloqueo en la populosa ciudad el 28 de marzo. Pero las empresas multinacionales han estado presionando al Gobierno chino para que suavice sus restricciones y puedan volver a producir, aunque eso signifique que sus trabajadores no puedan salir de las instalaciones.

El fabricante de coches eléctricos envió un memorándum a sus empleados en el que se detallan algunas de las condiciones en las que se verán obligados a vivir, según informan los reporteros de Bloomberg que dicen haber visto ese comunicado interno.

Tesla obliga a sus trabajadores de Shangai a que duerman en la fábrica REUTERS/Aly Song
Tesla obliga a sus trabajadores de Shangai a que duerman en la fábrica REUTERS/Aly Song

Al parecer, Tesla entregará un saco de dormir y un colchón a cada empleado, habrá zonas designadas en el suelo para que la gente duerma, además de zonas para ducharse, para la restauración y para el entretenimiento. Los empleados recibirán tres comidas al día y una asignación de 400 yuanes (el equivalente a 63 dólares).

Tesla también seguirá la normativa para evitar la propagación del Covid-19, exigiendo a los empleados que se sometan a una prueba de ácido nucleico una vez al día durante los tres primeros días, que se les controle la temperatura dos veces al día y que se laven las manos cuatro veces al día.

Las industria del automóvil comienza a moverse de nuevo en China

SAIC Motor, el socio chino de Volkswagen y General Motors, dijo que empezaría a probar sus planes de reanudación de la producción el lunes.

Mientras tanto, Shanghái pretende detener la propagación del COVID-19 fuera de las zonas en cuarentena, según fuentes citadas por Reuters el domingo, lo que permitiría una mayor relajación de su cierre. Para alcanzar este objetivo, se están intensificando las pruebas y el traslado de los casos positivos y sus contactos cercanos a centros de aislamiento.

El bloqueo ha paralizado los negocios en la ciudad más poblada de China, mientras que las restricciones más amplias están sacudiendo las cadenas de suministro mundiales y haciendo mella en la segunda economía más grande del mundo durante un año clave para el presidente Xi Jinping, que se espera que consiga un tercer mandato a finales de año.

Según informa CNN, los residentes, cansados del bloqueo, se quejan de las dificultades que para muchos de ellos suponen la pérdida de ingresos, la separación de las familias y las malas condiciones de los centros de cuarentena.

Aunque Shanghái había dicho anteriormente que las empresas podían permanecer abiertas si conseguían aislar a sus trabajadores en el lugar mediante una "gestión de circuito cerrado", esto ha resultado oneroso para muchas, como Tesla y Volkswagen.

Incluso si los trabajadores estuvieran dispuestos a permanecer en el lugar, la obtención de suministros se ha vuelto difícil después de que las ciudades cercanas a Shanghái aplicaran sus propias restricciones de COVID-19 y de que el transporte por camión se haya visto gravemente interrumpido.

El regulador de la industria china intervino el viernes, publicando una "lista blanca" de más de 600 empresas, principalmente de los sectores de los semiconductores, la automoción y los suministros médicos de Shanghái, a las que dio prioridad para seguir operando.

Más noticias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente