Tesla pide un dineral al mes a sus clientes que quieran que sus coches se conduzcan solos

·4 min de lectura

Tesla lleva años prometiendo a sus clientes que sus coches van a ser completamente autónomos mediante una actualización de software. Lo que no había dicho hasta ahora es que dicha actualización iba a tener un costo mensual: 200 dólares. 

El fabricante de coches eléctricos vuelve a abrirse camino, esta vez ofreciendo una suscripción para desbloquear su función de "conducción autónoma total". Según la página web de Tesla, por una cuota mensual de 199 dólares los clientes pueden acceder a las capacidades no totalmente autónomas de sus automóviles eléctricos.

"Con la capacidad Full Self-Driving (FSD), tendrás acceso a un conjunto de funciones de asistencia al conductor más avanzadas, diseñadas para proporcionar una guía más activa y una conducción asistida bajo tu supervisión activa", explica la compañía.

Tesla pide un dineral al mes a sus clientes que quieran que sus coches se conduzcan solos REUTERS/Matthew Childs
Tesla pide un dineral al mes a sus clientes que quieran que sus coches se conduzcan solos REUTERS/Matthew Childs

El FSD de Tesla, que a principios de julio recibió una actualización a la versión 9.0 que aún está en fase Beta, requiere que los usuarios supervisen activamente la conducción y estén preparados para recuperar el control en un abrir y cerrar de ojos. Además del paquete de suscripción, el FSD de Tesla también está disponible para su compra por el precio de 10.000 dólares.

Por el momento, Tesla asegura que la actualización por suscripción solo está disponible para los vehículos de EE.UU. La empresa también reitera que, a pesar del nombre, realmente no debes tratar la función anual de 2.388 dólares (más impuestos) como algo que realmente hará que tu coche se autoconduce, o al menos no de forma segura.

"Las funciones actualmente habilitadas requieren un conductor totalmente atento, que tenga las manos en el volante y esté preparado para tomar el control en cualquier momento". Al menos, con una suscripción a la FSD, puedes cancelarla en cualquier momento.

Elon Musk, consejero delegado de Tesla, llevaba varios años prometiendo una opción de suscripción para el FSD. Tesla finalmente comenzó a enviar actualizaciones de software por aire para la beta de la versión 9 de FSD a principios de este mes. Como recordatorio, el software FSD no permite que un vehículo Tesla se conduzca por sí mismo sin la intervención del conductor.

Un propietario compartió con la CNBC un aviso que había recibido de Tesla, en el que se decía que la suscripción al FSD incluía "funciones como Navegar con el piloto automático, Cambio de carril automático, Aparcamiento automático, Convocatoria y Control de semáforos y señales de stop." El aviso también decía que "las características actualmente habilitadas requieren la supervisión activa del conductor y no hacen que el vehículo sea autónomo."

Elon Musk es pesimista respecto a los coches autónomos 

La noticia de la suscripción mensual llega tan solo unas semanas después de que el propio Elon Musk dijera que la conducción autónoma tiene un gran problema. El CEO de Tesla admitió que subestimó lo difícil que es desarrollar un coche de autoconducción seguro y fiable.

Musk tiene un largo historial de sobreprometer y no cumplir cuando se trata del llamado software "Full Self-Driving" de su compañía. Lo hizo en 2018, cuando prometió que la "tan esperada" V9 (Versión 9) comenzaría a rodar en agosto. Lo volvió a hacer en 2019, proclamando que "dentro de un año" habría "más de un millón de coches con conducción autónoma completa, software, todo."

No hay duda de que Tesla está más dispuesta que sus competidores a probar las versiones beta de su función de asistencia al conductor Autopilot en sus clientes, en aras de recopilar datos y solucionar cualquier fallo del sistema. Y los clientes de Tesla están en su mayoría de acuerdo con esto, inundando rutinariamente las menciones de Twitter de Musk suplicando ser incluidos en la lista blanca de la versión actual de la conducción autónoma completa. Esto ha contribuido a la reputación pública de Tesla como líder en la conducción autónoma, a pesar de que sus vehículos se quedan continuamente por debajo de lo que la mayoría de los expertos estarían de acuerdo en definir un coche de autoconducción.

Tesla dice que el Piloto Automático es seguro -publica informes trimestrales con datos reportados de forma selectiva que dice que lo demuestran- pero que también requiere la intervención constante del conductor para que funcione.

 Mientras tanto, empresas de coches autónomos como Waymo tienen vehículos reales sin conductor en las carreteras públicas dando paseos a los pasajeros. Waymo, como prácticamente todas las empresas de AV, utiliza una combinación de diferentes sensores, como el radar y las cámaras, para garantizar que haya redundancias en caso de que se produzca algún fallo en el sistema. Tesla ha cambiado recientemente a un sistema de detección sólo con cámaras. El contraste entre Tesla y todas las demás empresas que persiguen la tecnología de autoconducción no podría ser más marcado.

Más noticias que te pueden interesar: 

Elon Musk hace caer en bolsa al bitcoin con un solo tuit

Anonymous niega su participación en el video contra Elon Musk

Se retira a los 39 años con 12 millones de dólares gracias a una simple apuesta

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente