Terremoto de magnitud 6,1 deja al menos cinco muertos en el sur de Irán

·2 min de lectura
© Agencia West Asia News /Vía Reuters

Tres terremotos entre 6,1 y 6,3 de magnitud en la escala de Richter golpearon el sur de Irán este sábado 2 de julio. Al menos cinco personas murieron y 44 resultaron heridas, confirmaron las autoridades locales.

Decenas de aldeas arrasadas, cinco personas muertas y al menos 44 heridos es el saldo de una serie de terremotos que este 2 de julio golpearon el sur de Irán.

El primer movimiento telúrico registró 6,1 grados en la escala de Richter de magnitud y posteriormente la zona fue sacudida por otros dos terremotos de hasta 6,3, que a su vez estuvieron seguidos de hasta una docena de réplicas menores, señalaron las autoridades locales.

“Todas las víctimas murieron en el primer terremoto, nadie resultó herido en los siguientes dos terremotos severos, ya que la gente ya estaba fuera de sus hogares”, aseguró Foad Moradzadeh, gobernador del condado de Bandar Lengeh.

Los hechos se produjeron en las primeras horas de este sábado y luego de varias horas continuaban las labores de salvamento de entre los escombros.

“Se han llevado a cabo trabajos de rescate y ahora estamos proporcionando tiendas de campaña como alojamiento de emergencia”, señaló a la televisión estatal Mehrdad Hassanzadeh, jefe de gestión de emergencias en la provincia de Hormozgan, en la costa del Golfo de Irán, a donde pertenecen las localidades afectadas.

El primer terremoto fue relativamente poco profundo

El sismo tuvo una relativa baja profundidad de aproximadamente 10 kilómetros y el epicentro estuvo en un área escasamente poblada del país: la aldea de Sayeh Khosh, en la provincia de Hormozgan, que alberga a unas 300 personas.

Esa situación habría evitado que el fenómeno cobrara más víctimas mortales. La zona golpeada se encuentra aproximadamente a 100 kilómetros al oeste de la ciudad principal más cercana: Bandarabbás.

Las autoridades desplegaron equipos de rescate cerca del epicentro, mientras los residentes salían a las calles, justo en momentos en que las réplicas continuaban sacudiendo el área. Los movimientos telúricos dañaron edificios y otras infraestructuras.

Irán es un país de usual actividad sísmica. Grandes fallas geológicas atraviesan su territorio, que ha sufrido varios movimientos telúricos devastadores en los últimos años.

El terremoto más mortífero en la nación se registró en 1990, cuando un sismo de 7,4 de magnitud dejó 40.000 personas muertas en el norte del país.

El pasado noviembre, una persona falleció cuando la provincia de Hormozgan fue impactada por dos sismos de magnitud 6,4 y 6,3.

Con AP y medios locales

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente