Un terremoto de magnitud 5 sacude La Palma y confirma el repunte de la actividad profunda del volcán

·2 min de lectura
El volcán de Cumbre Vieja, en La Palma. (Photo: Miguel Calero / EFE)
El volcán de Cumbre Vieja, en La Palma. (Photo: Miguel Calero / EFE)

La sismicidad en la isla de La Palma -a profundidades superiores a los 20 kilómetros- ha repuntado en las últimas horas con el registro esta madrugada de un terremoto de magnitud 5 en el municipio de la Villa de Mazo.

Según informa el Instituto Geográfico Nacional (IGN), el seísmo, que se ha sentido en prácticamente toda la isla, tuvo lugar a las 3:37 horas con epicentro en Mazo, a 37 kilómetros de profundidad, y con una intensidad de IV-V (sobre un máximo de XII).

Desde el pasado septiembre se han registrado hasta el momento varios sismos de magnitud 5, e incluso uno de 5,1, el más potente de cuantos se han producido en la isla desde que comenzó la crisis sísmica que precedió a la erupción.

La evolución de las coladas se ha mantenido estable en las últimas horas y sus frentes no han experimentado movimientos, a excepción de la que alcanzó el mar en la playa de Los Guirres durante la madrugada del miércoles dando comienzo a un nuevo delta lávico que se superpone por el norte al anterior.

Vicente Soler, vulcanólogo del CSIC, ha indicado que esta nueva pluma (columna) de lava se dirige hacia Las Manchas, pero en las últimas horas ha perdido fuerza “y el viento la tumba con facilidad”.

Un millar de hectáreas afectadas

De acuerdo con los últimos datos del Cabildo de La Palma, la superficie total afectada por la lava ya ha superado el millar de hectáreas, en concreto 1.005,8 hectáreas, mientras se mantiene una anchura máxima entre coladas de 3.100 metros.

En cuanto a la calidad del aire, se ha registrado una mejora en los cinco municipios de la zona oeste de La Palma, donde en el día de ayer no se superó el umbral diario de partículas finas en ninguna estación de la isla.

La emisión de dióxido de azufre (SO2) también mantiene valores bajos en general y se sitúa en niveles buenos o razonablemente buenos, a excepción de “algún momento puntual de calidad del aire regular” en Puntagorda, según el Departamento de Seguridad Nacional.

Respecto a las condiciones meteorológicas, la nube de cenizas se desplaza al oeste y mantiene el escenario favorable para la operatividad aeronáutica.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente