Teresa Ribera: la prórroga de la COP27 hace atisbar un acuerdo "solidario"

Madrid, 18 nov (EFE).- La prórroga prevista de la cumbre climática COP27 que se celebra en Egipto ante las divergencias que separan a las delegaciones, especialmente el hemisferio norte y el sur, hace pensar aún en un acuerdo "solidario" en las próximas horas, ha afirmado la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera.

En declaraciones en La Hora de la 1 en RTVE, desde Sharm el Sheij (Egipto), la vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica ha reiterado que todavía "quedan temas complejos, sensibles".

No obstante, todavía "tenemos una oportunidad de transformar de forma muy importante el modo en que vendemos la solidaridad y la orientación de los flujos financieros en favor de los vulnerables y de un progreso mucho más solidario".

"Tengo la impresión de que, por lo menos, mañana, vamos a seguir aquí, y más bien será la noche del sábado al domingo, cuando terminaremos las negociaciones", ha asegurado la ministra Ribera, elegida facilitadora de las negociaciones en la COP27.

"Ayer hicimos un movimiento desde Europa que creo que es muy positivo para desbloquear la situación en la que estamos. Si llegamos a resolver este asunto esta tarde, esta noche, esta madrugada", podría facilitarse un acuerdo.

Ha comentado que se mantienen abiertos tres frentes "importantísimos con una gran sensibilidad geopolítica desde el punto de vista de la actuación".

En primer lugar, hay que reducir las emisiones lo más rápidamente posible. "Cuanto más las reduzcamos, menos necesidad de adaptarnos", según Teresa Ribera.

Además, "debemos adaptarnos, y cuanto antes, menos pérdidas, menos daños irreparables", aunque aún así persistirán para los más vulnerables, y aquí está "el punto crítico", ver cómo respondemos rápidamente ante esas pérdidas y daños y la necesidad de incrementar las fuentes de financiación y facilitar el acceso a las mismas.

Y "para eso no bastan las transferencias de recursos públicos, hay que pensar en mecanismos innovadores", como esa tasa global sobre el petróleo que propugna el secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, o ese mecanismo en el Fondo Monetario Internacional de crear un fondo alimentado por derechos especiales de giro para que puedan beneficiarse los países más vulnerables.

Respecto a la guerra en Ucrania, ha explicado que con esta crisis hay razones adicionales de muchísimo peso, tanto económicas como sociales, para acelerar la transición y cambiar el modelo energético, algo que, a su juicio, se trata de un "mensaje importantísimo" porque salir de la adicción a los combustibles fósiles no es sencillo.

La vicepresidenta ha observado que el compromiso ha sido "claro y unánime", y ha destacado el avance a "pasos agigantados" en el cumplimiento del calendario para reducir las emisiones en un 55 % en 2030, algo confirmado por Alemania y por los países más afectados por los cortes de suministro desde Rusia.

Es necesario explicar bien este compromiso ante Naciones Unidas y al conjunto de los ciudadanos, pero sobre todo, ha hecho hincapié Ribera, hay que asegurar un "acelerón" importante en el cambio estructural de nuestro sistema energético para dejar de depender de los combustibles fósiles cuanto antes. EFE

esl.aqr/crf

(c) Agencia EFE