Teresa Perales: Sueño con competir, no con llegar

·2 min de lectura

Zaragoza, 3 jun (EFE).- La nadadora Teresa Perales, último premio Princesa de Asturias del Deporte, ha asegurado que espera estar completamente recuperada de la lesión en el hombro izquierdo que se produjo en el campeonato de Europa, por lo que sueña con poder estar a un gran nivel competitivo este verano en los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020.

"Espero que el viernes me den el alta para empezar a rehabilitarme la próxima semana. Sueño, no solo con llegar a Tokio, sino con competir", ha dicho en la presentación de los ocho deportistas aragoneses preseleccionados para los Juegos Paralímpicos que se retrasaron un año por la pandemia del coronavirus.

Perales ha reconocido que el confinamiento de la primavera de 2020 por la covid-19 "ha sido muy duro para todos" y obligó a todos los deportistas a convertir las diferentes estancias de sus casas en "pequeños espacios para hacer algo".

También ha mirado con cierta envidia a la también nadadora María Delgado que se compró por internet una piscina hinchable de tres metros y con una cuerda atada a un árbol en el jardín de su casa pudo practicar natación, algo que no pudo hacer Perales. "No tuve su suerte", ha dicho.

No obstante, la multimedallista zaragozana ha explicado que todos los deportistas entendieron "muy pronto que tenían que mantener la forma física lo mejor posible" para no notarlo cuando pudieron volver al agua.

"El parón nos ha hecho querer correr a todos" ha añadido cuando ha recordado que se marcó como objetivo estar en el campeonato de Europa del que ha salido lesionada aunque espera no le impida llegar bien a Tokio.

"No queda mucho tiempo, pero a la vez queda mucho tiempo", ha asegurado para analizar que todavía puede conseguir su recuperación plena y competir de nuevo en los que serán sus sextos Juegos Paralímpicos.

Perales, que todavía sigue recibiendo felicitaciones tras darse a conocer ayer su distinción con el premio Princesa de Asturias ha comentado la satisfacción que le produjo a su hijo Mariano que cuando llegó a casa del colegio vio que pasaba algo raro porque había muchos medios de comunicación.

"Le dije que si sabía lo que era el premio Princesa de Asturias y me contestó que por supuesto que sí y estuvo toda la tarde mostrando su orgullo. Hoy tenía muchas ganas de ir al colegio porque sabía que le iban a preguntar por el premio", ha relatado.

(c) Agencia EFE