Ni un tercio de las artistas principales y solo un 6% de DJs: las mujeres en la industria musical

·4 min de lectura

Aitana, Billie Eilish, Rozalén... Son muchos los nombres de mujeres que pueden venirse a la cabeza al hablar de música. Sin embargo, no es oro todo lo que reluce y, al igual que casi todos los aspectos de la sociedad, en la industria musical también hay machismo.

Precisamente, aunque parezca que ellas triunfan más que ellos, no es así. Según datos de un estudio realizado por Spotify con motivo del programa Equal, solo una de cada cinco artistas que alcanzan las listas de éxitos es mujer.

Pero no solo sobre el escenario no están representadas de forma igualitaria, tampoco en los puestos de responsabilidad de las empresas musicales. Un estudio sobre la industria musical española realizado por la asociación MiM (Mujeres en la Industria Musical) en enero de 2021 señala que solo el 37% de las empresas del sector están lideradas por mujeres y ese porcentaje se reduce al 14% en el caso de las discográficas independientes.

Si estos datos te sorprenden, hay más:

Gráfica con los principales datos de las mujeres en la industria musical. (Photo: Marina Prats/El HuffPost)
Gráfica con los principales datos de las mujeres en la industria musical. (Photo: Marina Prats/El HuffPost)

“La foto fija actual es desigual”

La igualdad está todavía lejos de conseguir, aunque se estén cambiando ciertos aspectos. Esta idea la constata Melanie Parejo, head of music de Spotify en el sur de Europa, en la presentación del estudio, quien recuerda que en el caso de los artistas principales solo hay un 17% de mujeres en España, mientras que en el mundo la cifra asciende ligeramente al 20%.

Para Rozalén, esta disparidad no es nueva. “En los festivales se ve muy claro. En un festival de cantautores en México, era la única mujer de toda una mesa de hombres”, recuerda. Sin embargo, para la cantante, esto está cambiando porque “las generaciones que vienen están pisando fuerte” e imagino que irá evolucionando y habrá carteles con un porcentajes femeninos más altos.

“Basta con ver los consejos de dirección, la promotoría, un festival o las casas de ventas para ver que la proporción de hombres frente a las mujeres es abrumadora”, relata Blanca Salcedo, Directora de Revenue en Sony Music Entertainment. “Esto pasa en la industria de fabricación de motos, cuyo público es eminentemente masculino, pero también en el de la música que es 50/50″, explica.

¿Techo de cristal o suelo pegajoso?

En el debate sobre la desigualdad laboral de las mujeres en el mundo de la música, sale a relucir la palabra techo de cristal a la hora de poder ascender dentro de la estructura empresarial.

“A veces nosotras nos ponemos el techo de cristal. No nos planificamos la vida ni personal ni profesional desde la ambición y el liderazgo”, cuenta Alicia Arauzo, General Manager de Universal Music.

Para Parejo, es una mezcla de ambas cosas “es techo de cristal y suelo pegajoso, una pinza peligrosa”. “Es increíble que artistas tan jóvenes como Amaia que ya estén pensando que se tienen que esforzar el doble que sus compañeros hombres, eso es parte del síndrome de la impostora”, detalla.

Cuando pegas a la puerta y hay cinco hombres, lo normal es que se decanten porque haya un sexto. Hay que romper esa inerciaMelanie Parejo, head of music de Spotify en el sur de Europa

“Cuando pegas a la puerta y hay cinco hombres, lo normal es que se decanten porque haya un sexto. Hay que romper esa inercia”, apunta Parejo, quien destaca que en Spotify han pasado de 25% de mujeres en puestos de dirección en 2019 al 38% en 2020.

Esta desigualdad se plasma claramente en el sueldo. Según los datos publicados por MiM, el 70% de las mujeres de la industria cobra menos del salario medio masculino que es de en torno a 16.800 euros al año.

Esto se suma a una situación de precariedad —ya de por sí dada en el sector— que se incrementa con la brecha de género. Según los datos de MiM, un 65% de ellas admite que ha trabajado sin ningún tipo de contrato o remuneración durante al menos un año y un 35% eleva esa cifra a entre uno y tres años.

Si he conseguido lo que he conseguido con trabajo y esfuerzo, cuando tengo un reconocimiento hay cuatro que dicen: ‘claro, como es mujer, se lo han dadoRozalén

Una cultura arraigada que hay que cambiar con educación

Estos comportamientos dentro de la industria vienen de la educación, tal y como recuerda Rozalén. “Si he conseguido lo que he conseguido con trabajo y esfuerzo, cuando tengo un reconocimiento hay cuatro que dicen: ‘claro, como es mujer, se lo han dado’. Incluso compañeros que me dicen ‘a ver si mejoras esta letra de esta canción’ o ‘te he compuesto una canción’ y es como para qué, ya me las compongo yo”, explica.

“Cuando hay una injusticia tenemos la oportunidad de reeducar a la sociedad. Yo seguiré escribiendo sobre esto para que podamos avanzar en la paridad”, apunta la cantautora.

En este sentido, Salcedo pide apostar por las mujeres de forma continuada y que no sean gestos aislados. “En estos años ha habido dos cambios fundamentales: una mayor incorporación de mujeres a la industria y que las corporaciones están siendo más sensibles antes este escenario. Lo importante es que el compromiso no se quede en una campaña solamente, sino que sea continuado”, sentencia.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente