Tensión en Nueva York por manifestantes que reclaman por la moratoria contra desalojos

·2 min de lectura

Un centenar de personas, la mayoría afroamericanas y latinos, colmaron las calles neoyorkinas pidiendo que se mantenga la moratoria que expiró este 15 de enero y la cual evita que las familias sean expulsadas a la calle. En medio del temor generado por las temperaturas bajas y la propagación de la variante Ómicron, la gobernadora Kathy Hochul tiene deseos de ponerle fin a la medida que inició en el peor momento del estado respecto a la pandemia, en 2020.

Horas de incertidumbre vive un sector de los habitantes de la ciudad de Nueva York luego de que este sábado expirara la moratoria contra los desahucios. Esta resolución nació en 2020, en el momento donde el estado era el epicentro del Covid-19 y regularmente fue extendida por el gobernador saliente, Andrew Cuomo.

Sin embargo, ante las intenciones de la gobernadora Kathy Hochul de darle un cierre y no continuar prolongando la decisión, un centenar de manifestantes salieron a reclamar en Manhattan el último viernes.

A lo largo de estos dos años, los inquilinos estuvieron protegidos frente a los desalojos de las autoridades o de los propietarios de los hogares, dado la crisis económica y de trabajo que provoco la pandemia en Estados Unidos. Empero, la certera posibilidad de que ese cuidado desapareciera, los habitantes se expresaron en las calles.

Con base en la biblioteca municipal de la quinta Avenida, los reclamantes aparecieron con pancartas y consignas contra la Gobernadora, a quien responsabilizaron de los desahucios, y otras resaltando el derecho a la vivienda. La movilización terminó con leves disturbios y detenidos por las fuerzas de seguridad.

A través de un megáfono, Jumaane Williams –defensor del pueblo de Nueva York y candidato a gobernador en las últimas elecciones- manifestó que “no se puede permitir” que la moratoria deje de regir en “pleno invierno y durante una ola de Covid”. “Señora gobernadora, esto simplemente no puede ocurrir”, afirmó.

Por su parte, otro de los referentes que tomó la voz en la protesta fue Brad Lander, controlador financiero que trabaja en la ciudad. “Sabemos que, si le pone fin a la moratoria, decenas de miles de mujeres y menores de color en Nueva York serán expulsados por los propietarios y van a estar en la calle”, advirtió.

Una mujer de color de 58 años que está frente a un caso de posible desahucio también se dirigió a los presentes. "¿Cuántas personas más tienen que quedarse en la calle por la avaricia de los propietarios que se aprovechan del sistema aumentando los precios?”, vociferó. Y cerró diciendo que no aguantarán más esta situación.

Resolver los problemas de viviendas de cientos de neoyorkinos será un nuevo desafío para la incipiente gestión del alcalde Eric Adams, quien desde su reciente asunción ya debió lidiar con el trágico incendio en el Bronx. Adams, durante su campaña, enarboló la bandera de la lucha contra las desigualdades socioeconómicas como una de las mayores prioridades para su administración.

Con EFE y Reuters

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente