Tensión en Gobierno y diálogo con CE retrasan el plan de recuperación italiano

Agencia EFE
·3 min de lectura

Roma, 24 abr (EFE).- Las tensiones en el interior del Gobierno italiano que preside Mario Draghi y las negociaciones con la Comisión Europea obligaron hoy a retrasar durante más de doce horas la celebración del Consejo de Ministros para ultimar el plan de recuperación por valor de 221.500 millones de euros que el país quiere financiar con los fondos europeos y que debe ser enviado a la CE antes del 30 de abril.

El plan "en su conjunto está cerrado", dijeron fuentes gubernamentales citadas por medios locales poco antes del inicio de la reunión, que finalmente comenzó pasadas las 22.00 horas locales (20.00 GMT) cuando había sido convocada para las 10.00 de la mañana (08.00 GMT) y después de que ya fuera pospuesta ayer.

La demora se debió a los desencuentros en la mayoría gubernamental respecto a los "ajustes en algunas partidas", así como a los "complejos" contactos "a nivel técnico" con la CE sobre algunos "nudos" del plan, en particular en materia fiscal y de competencia.

Una llamada telefónica entre Draghi y la presidenta de la CE, Ursula Von Der Leyen, desbloqueó el "punto muerto" en el que se encontraba la negociación entre ambas partes para la definición del texto, después de que el jefe del Gobierno italiano garantizase el compromiso de Italia con las reformas necesarias para el relanzamiento y el crecimiento del país, explicaron las fuentes.

Desde la mayoría gubernamental, las mayores presiones al primer ministro fueron del Movimiento 5 Estrellas (M5S) y de su predecesor al frente del Gobierno, Giuseppe Conte, que, en su primera intervención como líder oficioso del partido, consideró "esencial" que se prorrogase hasta 2023 el superbonus, un incentivo al 110 por ciento para la rehabilitación de las viviendas con el fin de hacerlas más eficientes.

Pero también presionaron por esta medida otras fuerzas de la mayoría, como el conservador Forza Italia (FI) y el progresista Partido Demócrata (PD), que también pidió la inclusión en el pan de condiciones más favorables para el empleo de mujeres y jóvenes.

El Gobierno de Draghi destinará el 38 % de los fondos europeos que reciba a proyectos que favorezcan la transición ecológica y el 25 % a digitalización, con la intención de incrementar el producto interior bruto (PIB) en 3,6 puntos porcentuales y el empleo en 3 puntos para 2026, mientras que el 40 % de los recursos irán a fomentar el desarrollo de las regiones del Sur, según el borrador publicado este viernes por el diario "Il Foglio".

El plan cuenta con más de 300 páginas e incluye proyectos, objetivos y tiempos de actuación para seis áreas: digitalización, transición ecológica, infraestructuras para la movilidad sostenible, educación e investigación, inclusión y cohesión social, y sanidad.

Draghi y su gabinete quieren financiar este paquete con 191.500 millones del Fondo europeo de Recuperación europeo, del que Italia es el mayor beneficiario, mientras que los otros 30.000 millones llegarán de otros fondos e incluirán recursos nacionales.

Está previsto que Draghi comparezca entre el lunes y el martes ante el Parlamento para explicar el plan y, tras el visto bueno de los partidos, aprobarlo en un nuevo Consejo de Ministros y enviarlo a la CE, pero los plazos se estrechan y la única formación de la oposición, el ultraderechista Hermanos de Italia, dijo hoy que el retraso impedirá debatir el plan en profundidad.

Su líder, Giorgia Meloni, ha pedido que el debate parlamentario se posponga hasta que puedan conocer el texto, aunque esa opción parece muy complicada para poder cumplir con la CE.

(c) Agencia EFE