"Tengo la conciencia tranquila", dice exseleccionador español Moreno

"Siempre he mantenido que soy un hombre de palabra, que no sería impedimento en el caso de que Luis Enrique decidiera volver a entrenar. Así lo he hecho aunque haya supuesto mi salida", dijo el técnico español Robert Moreno

Robert Moreno, relevado el martes como seleccionador español tras clasificar a la Roja para la Eurocopa, rompió su silencio a través de un comunicado para explicar su polémica marca: "Tengo la conciencia tranquila".

El presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) Luis Rubiales confirmó el lunes el relevo de Moreno por Luis Enrique, que vuelve al cargo que había dejado cinco meses atrás por la enfermedad y posterior fallecimiento de una de sus hijas.

"Tengo la conciencia tranquila. Es imposible agradar a todo el mundo, pero os digo sinceramente que respeto a todos y todas las opiniones. Siempre he mantenido que soy un hombre de palabra, que no sería impedimento en el caso de que Luis Enrique decidiera volver a entrenar. Así lo he hecho aunque haya supuesto mi salida", dijo en el texto.

"Le deseo lo mejor porque sus alegrías serán las nuestras", añadió antes de dar las gracias a los jugadores, su cuerpo técnico, medios de comunicación y al personal de la RFEF.

El ya exseleccionador español había evitado salir en rueda de prensa el lunes tras la goleada 5-0 a Malta, último partido del clasificatorio, disparando todas las alarmas en el día en que España se garantizaba ser cabeza de serie en la Eurocopa de 2020.

"Espero que me valoréis por lo realizado, no por quien soy. Es lo que yo he tratado de hacer en la selección con los jugadores en cada convocatoria. No quiero dejar de pedir perdón a quien se sintiese ofendido por no dar la última rueda de prensa. Las circunstancias me lo impidieron", declaró Moreno.

En conferencia de prensa, Rubiales explicó el martes que Luis Enrique le había manifestado su deseo de regresar al puesto y que la RFEF cumplió su palabra de devolverle el cargo cuando superase el trágico trance familiar.

- Evitar una 'espiral de reproches' -

Según la prensa española, Luis Enrique habría puesto como condición para volver que no quería a Robert Moreno en su cargo, pese a haber sido su persona de máxima confianza durante 10 años y el que le sustituyó en el cargo, primero de manera interina en marzo y de manera definitiva a partir de junio pasado.

Ante la exigencia de Moreno de conocer su futuro profesional el domingo y con la RFEF sin capacidad para confirmarle en el puesto de seleccionador, los acontecimientos se precipitaron.

"Ante una situación extrema como la que vivimos en Malta me tocó asumir la dirección del equipo de todos. El objetivo de la clasificación que se me encomendó se ha conseguido de forma holgada. Ojalá no se hubiese dado nunca está situación. Ahora estaríamos igualmente clasificados", recordó Moreno.

"Valorar las últimas horas en el cargo o incluso los últimos días, solo serviría para entrar en una espiral de reproches y justificaciones por cada una de las partes. No lo voy a hacer. No le veo ningún sentido", explicó sin precisar las causas de su distanciamiento con el que fuera su mentor.