La medida que reduce en más de un tercio el riesgo de contagio con COVID-19 dentro de un avión

Jesús Del Toro
·3 min de lectura

Viajar en aviones ha sido motivo de inquietud desde que se desató la pandemia de covid-19. Aunque se afirma que los sistemas de filtración de aire de las cabinas de los aviones son capaces de eliminar gran cantidad de patógenos y partículas y las regulaciones obligan mayormente a usar mascarillas a bordo, muchos han tenido reservas hacia el transporte aéreo y los riesgos inherentes.

Por ello, una solución adoptada por varias aerolíneas para tratar de reducir las posibilidades de exposición al coronavirus, en caso de que una persona contagiada esté a bordo, es no ocupar los asientos intermedios. Eso, además, ofrece un mayor margen de confianza a los pasajeros al permitirles tener más distancia entre sí durante el vuelo.

Muchos han tenido reservas hacia los viajes en avión durante la pandemia de covid-19. El uso de mascarillas y el dejar  asientos intermedios vacíos son medidas de mitigación que se han aplicado. La primera sigue vigente, pero las aerolíneas ya han comenzado a asignar  los asientos intermedios. (Getty Images)
Muchos han tenido reservas hacia los viajes en avión durante la pandemia de covid-19. El uso de mascarillas y el dejar asientos intermedios vacíos son medidas de mitigación que se han aplicado. La primera sigue vigente, pero las aerolíneas ya han comenzado a asignar los asientos intermedios. (Getty Images)

Ciertamente, no todas las líneas aéreas tomaron esa medida, y la mayoría de las que los hicieron han comenzado ya a reasignar esos asientos intermedios, a fin de elevar sus mermados ingresos dada la fuerte caída que el sector aéreo registró a causa de la pandemia.

Pero ahora, un estudio del Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC), sugiere que "la proximidad de los asientos [a una persona con covid-19] en un avión está asociada con un mayor riesgo de infección con el SARS-CoV-2". Eso valida la noción común de que sentarse más cerca de un enfermo, y qué más cerca que estar en el asiento contiguo, implica mayor exposición al virus y mayores riesgos de contraer covid-19, si bien no era clara la magnitud de ese riesgo adicional.

Investigadores del CDC y la Universidad Estatal de Kansas realizaron modelos de laboratorio y señalaron que en aviones con uno y dos pasillos la exposición al coronavirus se reducía entre 23% y 57% cuando se dejaban vacíos los asientos intermedios en comparación a cuando el avión iba completo.

Como se explica en Buzzfeed, una persona separada por un asiento intermedio vacío de otra que está infectada tiene un 23% menos de riesgo de contagiarse.

En general, ese riesgo puede reducirse entre un 35% y 39% para todos los pasajeros en el supuesto de que a bordo hubiesen estado presentes de una a tres personas contagiadas.

La investigación se realizó dispersando virus que atacan bacterias (pero que son inocuos para los humanos) y se enfocó solo en la difusión de esos microorganismos, no en el contagio en sí. Tampoco se consideraron en el estudio el uso de mascarillas ni el hecho de que los pasajeros puedan estar ya vacunados contra el covid-19, lo que reduce los riesgos.

Dejar los asientos intermedios vacíos reduce la exposición al coronavirus, de acuerdo al CDC. (Getty Creative)
Dejar los asientos intermedios vacíos reduce la exposición al coronavirus, de acuerdo al CDC. (Getty Creative)

En todo caso, el CDC no ha recomendado viajar en avión a menos que la persona esté plenamente vacunada y, recuerda Buzzfeed, el uso de mascarillas es obligatorio para los pasajeros de aviones.

Sea como sea, se prevé que la cantidad de viajeros y vuelos se incrementará de modo importante en el próximo verano, que podría reunir el asunto estacional de la temporada vacacional con la noción de que para entonces la vacunación contra el covid-19, al menos en Estados Unidos, será tentativamente muy amplia y, con ello, la pandemia podría comenzar a declinar de modo importante.

El alza en las tarifas aéreas, que es un indicador de la demanda, se ha incrementado para vuelos a realizarse en junio, julio y agosto, lo que sugiere que más personas se disponen a viajar en avión en Estados Unidos en los próximos meses, según información de The New York Times.

Lo harán, muy posiblemente, con los asientos intermedios ocupados.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR

EN VIDEO: Vacunas contra la covid-19: cómo funcionan y por qué no te pueden contagiar el coronavirus