El temporal Gyrionis deja ya tres muertos y daños graves en Grecia

1 / 3
EFE/EPA/VASSILIS PSOMAS

Atenas, 26 nov (EFE).- La tormenta Gyrionis, que desde el pasado domingo azota Grecia, ha causado tres muertos y daños de centenares de millones de euros en varias regiones del país, según el primer balance oficial.

Una mujer inválida de 75 años fue hallada muerta esta madrugada en la isla de Rodas, en el Dodecaneso, por sus vecinos que intentaron rescatarla cuando vieron las aguas inundar su casa.

En esa isla los bomberos rescataron a otras 13 personas que estaban en peligro a causa de las inundaciones provocadas por las lluvias torrenciales que han caído en buena parte del país.

Un puente que cruzaba un río cerca de la capital de la isla se derrumbó por la fuerza de las aguas.

Afortunadamente no hubo que lamentar daños personales pues el puente había sido cerrado al tráfico unos días antes debido a los daños que sufrió en una tormenta anterior.

El pasado domingo dos hombres perecieron en Antirrio (Grecia occidental), cuando su velero que estaba amarrado en un muelle volcó.

La tormenta afectó asimismo a la región capitalina de Ática, donde un torrente inundó este lunes centenares de casas en el pueblo de Kineta e interrumpió durante varias horas el tráfico en la autopista que conecta Atenas y Corinto, en la península del Peloponeso.

El tráfico marítimo también se ha visto afectado en los últimos días y aunque algunas rutas han podido restablecerse, en el norte de Grecia hay ferris que todavía no pueden salir de puerto.

Además de Ática, la tormenta afectó también varios distritos del norte de Grecia.

Más afectadas fueron la región turística de Calcédica y la isla de Tasos, que sufrió inundaciones por tercera vez en este mes.

Graves inundaciones hubo también en otros dos distritos del norte de Grecia, los de Pieria y de Imathia.

En todas las regiones afectadas las escuelas permanecerán hoy cerradas por razones de seguridad.

Según la previsión meteorológica, Gyrionis, aunque debilitada, afectará a la isla de Creta hasta la madrugada del miércoles.