El telescopio Hubble capta tres imágenes de una supernova en diferentes etapas

Las tres etapas captadas por el telescopio Hubble. (Photo: Handout . via Reuters)
Las tres etapas captadas por el telescopio Hubble. (Photo: Handout . via Reuters)

Las tres etapas captadas por el telescopio Hubble. (Photo: Handout . via Reuters)

Datos obtenidos gracias a una lente gravitacional han permitido medir la supernova provocada por una supergigante roja en el universo más distante, que tuvo luhar hace 11.000 millones de años. Las imágenes detalladas muestran el enfriamiento de la estrella en explosión y podrían ayudar a los científicos a aprender más sobre las estrellas y galaxias presentes en el universo primitivo.

“Esta es la primera mirada detallada a una supernova en una época mucho más temprana de la evolución del universo”, dijo en un comunicado Patrick Kelly, autor principal del artículo y profesor asociado en la Facultad de Física y Astronomía de la Universidad de Minnesota. “Es muy emocionante porque podemos aprender en detalle sobre una estrella individual cuando el universo tenía menos de una quinta parte de su edad actual, y comenzar a comprender si las estrellas que existieron hace muchos miles de millones de años son diferentes de las cercanas”.

Podemos aprender en detalle sobre una estrella individual cuando el universo tenía menos de una quinta parte de su edad actual

La supergigante roja en cuestión era unas 500 veces más grande que el Sol y se encuentra en el corrimiento al rojo tres, que está unas 60 veces más lejos que cualquier otra supernova observada en este detalle.

Usando datos del Telescopio Espacial Hubble con espectroscopia de seguimiento utilizando el acceso de la Universidad de Minnesota al Gran Telescopio Binocular, los investigadores pudieron identificar múltiples imágenes detalladas de la supergigante roja debido a un fenómeno llamado lente gravitacional, donde la masa, como que en una galaxia, dobla la luz. Esto magnifica la luz emitida por la estrella.

Imagen captada por el telescopio Hubble. (Photo: Handout . via Reuters)
Imagen captada por el telescopio Hubble. (Photo: Handout . via Reuters)

Imagen captada por el telescopio Hubble. (Photo: Handout . via Reuters)

“La lente gravitatoria actúa como una lupa natural y multiplica el poder del Hubble por un factor de ocho”, dijo Kelly. “Aquí vemos tres imágenes. Aunque se pueden ver al mismo tiempo, muestran la supernova tal como era en diferentes edades separadas por varios días. Vemos la supernova enfriándose rápidamente, lo que nos permite reconstruir básicamente lo que sucedió y estudiar cómo se enfrió la supernova en sus primeros días con solo un conjunto de imágenes. Nos permite ver una repetición de una supernova”.

Los investigadores combinaron este descubrimiento con otro de los descubrimientos de supernova de Kelly de 2014 para estimar cuántas estrellas explotaban cuando el universo tenía una pequeña fracción de su edad actual. Descubrieron que probablemente había muchas más supernovas de lo que se pensaba anteriormente.

“Las supernovas de colapso del núcleo marcan la muerte de estrellas masivas de vida corta. La cantidad de supernovas de colapso del núcleo que detectamos se puede usar para comprender cuántas estrellas masivas se formaron en las galaxias cuando el universo era mucho más joven”, dijo Wenlei Chen, primer autor del artículo e investigador postdoctoral en la Facultad de Física y Astronomía de la Universidad de Minnesota.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR