Con cinco años, sobrevive a su familia en la tragedia del teleférico en Italia

·3 min de lectura

Italia entera está conmocionada por la tragedia vivida en el norte del país este fin de semana y por el estado del único superviviente de los 15 pasajeros del teleférico que se vino abajo cuando solo faltaban unos metros para llegar a su destino. El pequeño Eitan, de cinco años, está ingresado en el hospital con pronóstico reservado y múltiples fracturas. Ha perdido en el accidente a sus padres, su hermano pequeño y sus bisabuelos, según recogen los medios italianos.

El teleférico, en el Lago Maggiore, se desprendió a solo unos metros de su llegada. Fallecieron 14 de los 15 ocupantes. (Foto: ITALIAN POLICE/Handout via REUTERS)
El teleférico, en el Lago Maggiore, se desprendió a solo unos metros de su llegada. Fallecieron 14 de los 15 ocupantes. (Foto: ITALIAN POLICE/Handout via REUTERS)

La historia de la familia Biran-Peleg recorre desde este domingo los informativos y páginas de periódicos de todo el país. Amit Biran, de 30 años, y su mujer Tal Peleg, de 26, fallecieron en la caída de la cabina en la que subían desde Stresa a Mottarano, en el Lago Maggiore. Con ellos viajaban otras 13 personas, entre las que se encontraban, además del pequeño Eitan, su otro hijo, Tom, de solo dos años, y los dos abuelos de ella, Itshak Cohen, de 82 años, y Barbara Cohen Konisky, de 70.

Los bisabuelos de los niños habían viajado desde Tel Aviv, donde residen, para visitar a sus bisnietos y pasar unos días con la familia en Italia. El viaje al Lago Maggiore era, como para la mayoría de los fallecidos, una escapada turística en una Italia que empieza a abrirse tras los confinamientos y las restricciones durante meses por el coronavirus.

La familia de Eitan es de origen israelí. En 2018 su padre se inscribió en la faculta de Medicina de la Universidad de Pavia y mientras estudiaba trabajaba como parte de la seguridad de una sinagoga en Milán. Su hijo mayor, el único superviviente del accidente, fue operado de urgencia de las roturas en piernas y brazos y su estado es reservado. Está ingresado en el hospital Regina Margherita de Torino, en la unidad de cuidados intensivos.

Su tía paterna, Aya Biran, ha contado a La Repubblica que supo de la tragedia a través de mensajes de WhatsApp de amigos que le daban sus condolencias. Ella no entendía qué estaba pasando. Primero llamó a su hermano, que no contestó al teléfono. Después a su cuñada, con idéntico resultado. Entonces fue cuando se dio cuenta de que algo no iba bien. Preguntó, sus amigos le contaron y “dos horas después” llegó la confirmación de los carabineros. 

Sobre su sobrino, ha explicado que “no sabíamos dónde estaba, supimos que era él cuando vimos que no estaba en la lista de víctimas”. Ella se ha traslado hasta Milán para estar cerca del pequeño, que llegó sobre las dos de la tarde muy grave. “Estamos esperando a que nos dejen verlo, al menos de lejos a través del cristal”, ha comentado al citado medio por teléfono desde la misma puerta del hospital.

Sobre los bisabuelos de sus sobrinos, ha comentado que llegaron como turistas tras haberse vacunado. “En Israel hay misiles, ¿qué puede suceder en Italia? Querían ver a sus bisnietos”, ha lamentado. Ahora, además del estado de su sobrino, le preocupa también el de sus padres y cómo están viviendo toda esta tragedia que ha sacudido a su familia.

EN VÍDEO | El niño fallecido en la celebración del Atletico jubaga en el Fairplay Parla

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente