Telefónica anuncia la fusión de O2 y Virgin Media

La empresa española Telefónica anunció este jueves la fusión de su operador británico O2 y Virgin Media, propiedad del grupo estadounidense Liberty Global, creando un peso pesado del sector de las telecomunicaciones valorizado en 38.000 millones de libras (43.400 millones de euros).

Se trata de la operación de fusión-adquisición más importante desde la irrupción de la pandemia del nuevo coronavirus, que ha paralizado la economía planetaria desde hace semanas.

"La joint venture, participada al 50% por ambas compañías, unirá a Virgin Media, propietaria de la red de banda ancha más rápida del Reino Unido, y a O2, la mayor plataforma móvil del país", indicó Telefónica en un comunicado.

"El valor de la empresa de la entidad combinada está estimado en alrededor de 38.000 millones de libras, incluyendo las sinergias", precisó Telefónica en una presentación destinada a los analistas.

Telefónica estima el monto de las sinergias en 6.200 millones de libras. "O2 se valora en 12.700 millones de libras y Virgin Media en 18.700 millones de libras", agrega el texto.

El grupo español había confirmado el lunes informaciones adelantadas por la prensa sobre las negociaciones en torno a esta operación para acercar O2, operador móvil, y Virgin Media, compañía más diversificada y presente en el sector móvil, internet y cable.

Para Telefónica, esta unión es la ocasión de encontrar una salida para O2, después de haber estudiado durante un tiempo la posibilidad de introducirla en la Bolsa.

"Liberty Global realizará un pago en efectivo a Telefónica por importe de 2.500 millones libras (2.900 millones de euros) para igualar la participación en la joint venture", explicó Telefónica en la presentación a los analistas.

La transacción "debe permitir reducir la deuda neta de Telefónica de 5.500 a 5.800 millones de libras (6.300 a 6.600 millones de euros), indicó el grupo español, cuya colosal deuda es un grave problema desde hace años.

A finales de marzo, la deuda neta alcanzaba 38.200 millones de euros.

Telefónica anunció a finales de 2019 una reorganización drástica de sus actividades, concentrándose en sus mercados más dinámicos (España, Reino Unido, Alemania y Brasil) y aislando en una filial sus actividades en el resto de América Latina.