Telecinco abre años después la veda contra Raquel Sánchez Silva

·5 min de lectura

Por Mike Medianoche. - El 30 de mayo de 2013 moría el cámara de televisión Mario Biondo. Podría ser un profesional más de la pequeña pantalla, de esos cuya existencia y labor no valoramos tanto como la de los presentadores o colaboradores. Sin embargo, Mario tenía cierta fama pues era el marido de Raquel Sánchez Silva, a la que conoció cuando ambos trabajaban en el programa Supervivientes. Su muerte fue un tanto extraña, todo apuntaba a un suicidio, y los medios de comunicación fueron muy protectores con Raquel, especialmente desde Mediaset, donde tenía un contrato activo. Con el tiempo se fueron poniendo sobre la mesa algunas dudas alrededor de su muerte, que pudo ser un asesinato según su familia, pero entonces Telecinco y Cuatro también guardaban silencio. Hasta ahora, que han abierto la veda contra Raquel Sánchez Silva.

Ahora el caso se ha reabierto nuevamente en Palermo, pues para la justicia italiana hay suficientes irregularidades en las tres autopsias que se le practicaron. “Del expediente de investigación se desprende que, en relación con los elementos utilizados para los análisis histológicos se han encontrado importantes anomalías y, especialmente, que muchas de las muestras no son atribuibles a Mario Biondo”, recoge el auto del juez.

MADRID, ESPAÑA - 31 DE MAYO: Raquel Sánchez Silva (3ro L) visita el Instituto Forense de Madrid el 31 de mayo de 2013 en Madrid, España. La presentadora de televisión española Raquel Sánchez Silva encontró a su esposo de 36 años, el camarógrafo italiano Mario Biondo, muerto en su casa después de regresar del trabajo el 30 de mayo. El examen post mortem para determinar la causa de la muerte fue realizado por el Instituto Forense de Madrid. (Foto de Europa Press / Europa Press a través de Getty Images)
MADRID, ESPAÑA - 31 DE MAYO: Raquel Sánchez Silva (3ro L) visita el Instituto Forense de Madrid el 31 de mayo de 2013 en Madrid, España. La presentadora de televisión española Raquel Sánchez Silva encontró a su esposo de 36 años, el camarógrafo italiano Mario Biondo, muerto en su casa después de regresar del trabajo el 30 de mayo. El examen post mortem para determinar la causa de la muerte fue realizado por el Instituto Forense de Madrid. (Foto de Europa Press / Europa Press a través de Getty Images)

Por ello el programa Todo es verdad, dirigido y presentado por Risto Mejide, se adentrará en la muerte de Mario, rompiendo ese proteccionismo que hasta ahora parecía gobernar en Mediaset hacia la figura de la que fue su compañera, y que ahora trabaja para Televisión Española en el formato Maestros de la costura.

Según adelanta Cuatro, un equipo de Todo es verdad ha viajado hasta la región de Piamonte, en el norte de Italia, para encontrarse con la familia de Mario Biondo, que siempre ha señalado a Raquel de ocultar datos del fallecimiento. Hay que destacar que el programa ha contactado con la propia Sánchez Silva y la invitaron a ir, pero ella dio las gracias y declinó la propuesta.

Del mismo modo, recordemos que la propia Raquel interpuso hace un año unadenuncia en contra de su familia política y también contra la división italiana del grupo Mediaset, alegando que se estaba viendo sometida a “una auténtica campaña de acoso” e incluso de ser la responsable directa de la muerte del cámara.

En Sálvame este martes también comenzaron a tratar la muerte del marido de Raquel Sánchez Silva, quien es una gran amiga de Jorge Javier Vázquez. Casualmente, no presentaba el de Badalona, sino Carlota Corredera. Y lo hizo con un gesto de muy poco gusto, desempolvando unas viejas imágenes que no se habían visto hasta ahora: las del entierro de Mario y cómo la presentadora se despidió de él en el cementerio. En esas imágenes aparece la comunicadora vestida de negro, llorando de forma desconsolada, y cantando en italiano a los pies de la tumba de Mario, fallecido quince días antes. Un vídeo carente de valor informativo, y que solo hace pensar en qué ruines han sido en el programa al mostrar unos momentos tan íntimos. ¿Sacarían imágenes del entierro de Mila Ximénez, por ejemplo, o del hermano de Lydia Lozano, por el que tanto ha llorado la periodista canaria?

Al parecer, esas imágenes fueron grabados en su día, pero estuvieron guardadas en un cajón por petición de Raquel, aunque ahora aquella exigencia ha sido olvidada para sacar el lado más amarillista de la muerte del cámara. Igualmente, Sálvame emitió imágenes del juicio por la muerte, algo que ya era fácil de ver en internet, pero no en televisión en abierto. Así, se ve cómo le preguntan a Raquel por una discusión por celos antes de la defunción de Mario, algo que ella asegura no recordar. Entonces uno de los letrados asegura que esa puede ser una de las razones para cometer el homicidio, insistiendo en la idea de que no fue un suicidio.

MADRID, ESPAÑA - 07 de octubre: Raquel Sánchez Silva asiste al desfile de Palomo en el Paseo del Prado el 07 de octubre de 2021 en Madrid, España. (Foto de Pablo Cuadra / Getty Images)
MADRID, ESPAÑA - 07 de octubre: Raquel Sánchez Silva asiste al desfile de Palomo en el Paseo del Prado el 07 de octubre de 2021 en Madrid, España. (Foto de Pablo Cuadra / Getty Images)

En el adelanto emitido en Sálvame pudimos ver al perito judicial Óscar Tarruella, quien durante años fue pareja y representante de Mónica Naranjo, e insiste que las pruebas apuntan a un asesinato y no un suicidio. Desde el plató los colaboradores aseguraban sentirse petrificados, y se preguntaban cómo el tema podía haber tenido más cobertura en Italia que en España, donde se cerró de forma “atropellada”.

Raquel Sánchez Silva ha perdido ese proteccionismo, esa capacidad para vetar la muerte de Mario, pero desde Sálvame siguieron recordando cómo la justicia española tiene zanjado el caso, aunque la investigación no satisfaga a la justicia italiana. En algunos portales incluso se habla de una venganza de Mediaset contra Raquel Sánchez Silva, quien fichó por Movistar primero y se fue a Televisión Española para presentar Maestros de la costura después de su periplo telecinquero.

Sin duda, Raquel Sánchez Silva terminará este 2021 con un mal sabor de boca debido a este reportaje de Todo es verdad, que augura ya muchos comentarios en las redes sociales y también muchas horas de análisis posteriores, al volver a poner sobre la palestra un tema que ella, al igual que la justicia, ya daba por finiquitado.

Más historias que podrían interesarte:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente