El teatro de Lobo y Lucía solo ellos se lo creen

·6 min de lectura

Lobo y Lucía han vuelto a coronarse como los protagonistas de La última tentación, esa edición sacada de la galera donde el formato ha mezclado a concursantes de pasadas ediciones a saldar sus cuentas pendientes. La pareja de amigos convertidos en novios salidos de La isla de las tentaciones 3 llegaron al formato vendiendo un amor afianzado tras llevar unos meses viviendo juntos mientras Lobo aseguraba que estaba allí para demostrarle que podía confiar en él.

Sin embargo, viendo los últimos acontecimientos y las pistas captadas por seguidores de sus redes sociales: o mintieron entonces o mienten ahora. Se levanta el telón del aparente teatro de Lobo y Lucía.

En los últimos días, no solo los seguidores de la pareja han ido percatándose de diferentes detalles que dejarían en evidencia que la pareja sigue unida. Sino que incluso ellos mismos se habrían mostrado juntos y revueltos el pasado viernes. No importa lo que vimos en el episodio del miércoles, a Lobo siendo infiel y Lucía mostrando una imagen empoderada tras ser testigo de las imágenes, buscando consuelo en Manuel. Ellos parecen seguir como si no hubiera pasado nada, algo que echa por tierra completamente el drama que ha tomado el protagonismo absoluto de La última tentación.

Al parecer, según se han hecho eco las redes, Lobo y Lucía asistieron a un bolo en una sala de Estepa, en Sevilla, hace menos de una semana, donde posaron juntos y en pose romántica, mientras varios testigos aseguran haberlos vistos besándose y actuando como pareja.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Otros curiosos los habrían pillado por las mismas calles de Sevilla.

 

Y además, si observamos a sus publicaciones comienzan a coincidir lugares como la cocina de la misma casa.

En resumen, Isaac y Lucía no parecen estar escondiéndose como supuestamente estipulan las normas del formato para así proteger las revelaciones que se van sucediendo cada semana. Sin embargo, que estén descuidando tanto la visibilidad en pareja resulta de lo más contradictorio cuando el programa ha llegado a su ecuador con el engaño de Lobo.

Esta aparente exposición no hace más que quitarle credibilidad a cualquier sentimiento de culpa, arrepentimiento o disculpa que pueda desarrollar Isaac en próximos episodios, así como a las rabietas de Lucía. Ella mismo dijo en el capítulo del miércoles que después de haber perdonado una infidelidad de Manuel en el pasado había aprendido que no volvería a hacerlo. Y lo dijo rotundamente, que no perdonaría a Lobo. Es más, aseguró que no quiere verse con él y prefiere marcharse del reality cuando llegue el momento sin verse las caras.

Claro que puede percibirse como una respuesta en caliente cuando acababa de ver las imágenes y confirmar además que Manuel, Marina y Bela tenían razón al pedirle que abriera los ojos con su novio, pero en definitiva ver la infidelidad y la reacción de Lucía para luego toparse en redes con pruebas de que siguen juntos, provoca cierto cortocircuito en cualquiera que siga el programa.

Pero hay más. En el capítulo emitido el pasado miércoles, además de ser testigos de la infidelidad consumada de Lobo y a tan solo unas horas de reunirse con Bela (una chica con la que tuvo un lío amoroso de cinco días o menos -que ni ellos se aclaran-), confirmamos nuestra teoría de que Lobo fue al reality vendiendo un amor que no era para tanto. En menos de lo que canta un gallo pasó de proteger su amor a soltar que llevaba unos días “rayándose”, dando vueltas a las diferencias que percibe con su novia, teniendo “estilos de vida diferentes”. Pero si lleva meses viviendo con ella, nos vendió en su presentación sentir algo especial de felices y comieron perdices, ¿recién ahora se raya?

Es más, en uno de los episodios se hizo mención al sufrimiento de Lucía en la pasada edición, y él transmitió empatía y seguridad,dando a entender que no le haría lo mismo. Pero al final por estrategia, protagonismo, inmadurez o dudas repentinas, dio a las cámaras lo que estaban buscando. Y fue justamente Christofer quien lo dejó en evidencia. Cuando Lobo y Bela contaron a sus compañeros que se habían besado para acto seguido comentar que no querían lastimar a Lucía, el novio de Fani saltó (literalmente) del sofá para cantarles las cuarenta asegurándoles entonces que se aguanten las ganas, porque qué necesidad había de lastimar a Lucía delante de toda España después de haber vivido una traición en el mismo lugar apenas un año atrás por culpa de Manuel.

Pero es que Lucía tampoco se queda atrás. Después de conocer la traición aseguró que había sufrido más por Manuel en la edición anterior, cuando no hacía mucho había dado a entender que su relación con Isaac era más especial para ella. Reaccionó manteniendo la compostura, asegurando sentirse “libre” ahora que sabía que su novio era capaz de traicionarla y llegó a soltar que se lo veía venir. Que sabía que Lobo terminaría traicionándola cuando llevaba toda la edición defendiéndole, asegurando que confiaba en él hasta ver pruebas. Pero claro, si sabía que iba a traicionarla, algo no cuadra. O no hay mejor ciego que el que no quiere ver, o también jugó la imagen de relación idílica ante el programa por protagonismo o para protegerse emocionalmente. Pero lo cierto es que aquí los dos tenían dudas y esos tortolitos del vídeo de presentación no lo eran tanto.

Para el espectador que sigue el programa algo no cuadra. Las “rayadas” de Lobo de repente cuando lleva meses viviendo con Lucía; su novia diciendo sentirse “libre” cuando mantuvo darle su confianza plena a Isaac. Separados en la isla, la chica da la relación por terminada, dice que no le va a perdonar pero las imágenes en redes aseguran lo contrario.

Algo aquí no cuadra y ya hace que lo que estemos por ver en próximos episodios pierda su credibilidad.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente