Se tatúa el código QR de la tarjeta cliente de su supermercado y el lector lo reconoce

Un hombre ha sorprendido a todos tatuándose en el brazo el código QR de la tarjeta cliente de su supermercado para llevarla siempre encima cada vez que se la pidan. Dean Mayhew tuvo esta surrealista idea tras los constantes descuidos de su Tesco Club Card en casa pero, lo mejor de todo, es que funciona.

Dean acudió a un estudio de tatuajes de Chessington, al suroeste de Londres, para que le fijaran de forma permanente el código en su antebrazo y pagó algo más de 200 euros por ello.

La precisión del artista que le hizo el dibujo en la piel fue absoluta porque el protagonista de esta historia comprobó que el lector manual reconocía el símbolo sin problemas cuando el dependiente se lo pasó por encima.

Eso sí, Dean tuvo algunos problemas con el lector de la caja de autoservicio y por este motivo tuvo que acudir al mostrador ante la sorpresa del trabajador del establecimiento comercial.

La secuencia se puede ver en un vídeo que el propio estudio de tatuajes ha publicado en su cuenta de TikTok, @astartattoos y que lleva ya miles de visualizaciones y otros tantos comentarios.

Muchos usuarios se han mostrado sorprendidos mientras otros ironizan asegurando que próximamente todos llevaremos un código como este tatuado en el cuerpo para identificarnos.

Dean Mayhew se suma así a la creciente comunidad conocida como ‘biohackers’, entre los que figuran el vicerrector de la Universidad de Conventry, Kevin Warwick, al que le implantaron un chip de radiofrecuencia que le permitía abrir puertas y encender luces con un movimiento de brazo.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente