Tarjetas virtuales: la nueva forma de pago segura en un mundo que se aleja del dinero efectivo

Mila Fernández
·Editoria Branded Content
·2 min de lectura
Tarjetas virtuales (Photo: UNANCOR)
Tarjetas virtuales (Photo: UNANCOR)

El Covid ha disparado el uso de tarjetas y ha reducido aún más el uso de efectivo. Las compras online se han incrementado considerablemente y el miedo al contacto ha hecho que usemos las tarjetas para casi todo. Ya no es extraño ver pagar un simple café con ellas.

Así, en 2020, según una reciente encuesta, el efectivo era el método de pago preferido solo para el 22% de los consumidores, mientras que el pago con tarjeta era el que más utilizaban un 60% y el móvil se situaba como la tercera opción de pago con un 12%.

El pago con tarjeta es más limpio (evitamos contacto con terminales), seguro y cómodo. Además, si se gestiona bien, puede servir para dejar constancia de todas las compras que se realizan y facilitar mucho la labor de contabilidad en las empresas.

¿Qué son las tarjetas virtuales?

La tarjeta virtual es una tarjeta de débito que no tiene un formato físico. Tienen numeración, fecha de caducidad y código de verificación igual que una física, pero no tenemos el plástico. Nos permite hacer compras online de forma segura y no tenemos miedo a perder la tarjeta.

Normalmente, las tarjetas virtuales son recargables o te ofrecen la posibilidad de establecer un límite de pago y cambiarlo cuando lo necesites. Así, evitamos el riesgo de perder mucho dinero o ponemos límite a los usuarios.

En el mundo de las tarjetas virtuales, tenemos que destacar las de Qonto, el neobanco que ha venido a revolucionar la gestión de las finanzas de las empresas. Las tarjetas virtuales de Qonto funcionan igual que una Mastercard física, pero con la ventaja de que podemos tener varias y dar una a cada equipo de trabajo o empleado para que pueda llevar la gestión de sus propios gastos. Se gestionan fácilmente desde la aplicación o la web, y el administrador puede decidir r&a...

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.