¿Por qué tanta gente ha pedido el indulto para Griñán?

·4 min de lectura
José Antonio Griñán, expresidente de Andalucía condenado por el caso de los ERE. (Photo: Victor J BlancoGTRES)
José Antonio Griñán, expresidente de Andalucía condenado por el caso de los ERE. (Photo: Victor J BlancoGTRES)

José Antonio Griñán, expresidente de Andalucía condenado por el caso de los ERE. (Photo: Victor J BlancoGTRES)

De Vicente Del Bosque a Miguel Ríos, pasando por José Luis Garci, Felipe González, Javier Cercas, Cándido Méndez, Amelia Valcárcel, Ángel Viñas, Iñaki Gabilondo, José Luis Rodríguez Zapatero, Josep Borrell o Joaquín Leguina.

Pero también expolíticos del PP como el exeurodiputado Eugenio Nasarre o el histórico dirigente andaluz Juan Ojeda.

Así hasta 4.000 personas que han firmado en apoyo a la petición de indulto parcial que la familia de José Antonio Griñán, expresidente de Andalucía, ha presentado ante el Ministerio de Justicia para evitar que entre en prisión tras ser condenado a seis años de prisión por malversación y prevaricación en el caso de los ERE.

Pero, ¿por qué tanta gente, de distintas ideologías políticas, está apoyando este indulto?

Los motivos están tanto en la propia petición de indulto como en los votos discrepantes de dos de los cinco magistrados de la Sala de lo Penal que condenaron al exdirigente andaluz.

“Razones de humanidad y equidad”

En la nota de prensa que difundió la familia de Griñán, explican que su petición de indulto es “exclusivamente familiar y está alejada por completo de cualquier consideración política o jurídica relativa al fallo judicial, amparándose expresamente en razones de humanidad y equidad”.

En este sentido, la familia de Griñán cree “desde el total respeto a las instituciones”, que “existen argumentos” para la concesión del indulto ya que, afirman, “concurren en este caso circunstancias personales excepcionales que amparan la solicitud”.

En la petición, se destaca que Griñán es “un ciudadano un ciudadano de 76 años de edad con una intachable trayectoria vital caracterizada por su lucha por la libertad y la democracia, la igualdad, el Estado del Bienestar”.

Además, afirman que Griñán siempre ha tenido “un profundo respeto a las instituciones del Estado, incluidos, por supuesto, los Tribunales de Justicia, sobre los que siempre ha mantenido un prudente silencio en contraste con la exacerbada exposición mediática sufrida durante estos últimos años”.

“Jamás ha obtenido remuneración”

Otro punto importante de la solicitud de indulto que destaca la familia del expresidente andaluz es que Griñán no se enriqueció de la trama de corrupción relacionada con los ERE en Andalucía.

“Tras más de cuarenta años consagrado al servicio público desde las más altas responsabilidades, jamás ha obtenido remuneración alguna distinta de su sueldo como funcionario, como acredita su patrimonio, que es público y conocido”, aseguran.

Además, indican que este punto “ha sido objeto de investigación durante el caso sin que en ningún momento se haya producido en absoluto enriquecimiento personal ni familiar”.

De hecho, en los votos particulares, las dos magistradas que no votaron a favor de condenar a Griñán diferencian, respecto al delito de malversación, entre quienes formaban parte de la Consejería de Empleo, donde centran la responsabilidad de este delito, y quienes intervinieron en el trámite presupuestario pero sin conocer ni participar en el reparto de fondos.

“Una cosa es asumir y aprobar todo un sistema específico para ‘agilizar’ y para lograr una ‘mayor rapidez’ en la concesión y pago de las ayudas sociolaborales a los trabajadores y a las empresas en crisis (...) Y otra muy diferente es que los acusados ajenos a la referida consejería [la de Empleo] tuvieran conocimiento de que parte de esos fondos estuvieran siendo distribuidos de forma dolosamente fraudulenta”.

Es más, las magistradas aseguran que “ninguno de los cinco acusados referidos intervino en esos actos fraudulentos del tramo final de la ejecución del presupuesto, ni tampoco tuvo conocimiento de que estaban siendo realizados por autoridades y funcionarios de la Consejería de Empleo”.

Condena desproporcionada

Desde la familia de Griñán consideran además que la condena al expresidente andaluz es desproporcionada si se compara con otros condenados que sí se beneficiaron económicamente de la trama.

Por eso, señalan la “manifiesta desproporción de la condena impuesta en comparación a la de otras personas que sí incrementaron su patrimonio en diferentes casos de similar repercusión”.

Una condena contraria a Derecho

Sin embargo, el argumento más rotundo en el que se apoyan quienes firman esta petición de indulto es el razonamiento que hacen las dos magistradas sobre el punto que más fricciones jurídicas ha generado respecto a la sentencia: la condena por malversación.

A juicio de las dos juezas del Supremo, ésta no se ajusta a Derecho porque se condenó a los cinco acusados por malversación sin base probatoria para ello y en virtud de un supuesto dolo eventual que no quedó acreditado.

“Los indicios barajados no son unívocos y concluyentes, sino que construyen una secuencia incriminatoria a través de inferencias demasiado ambiguas y abiertas, que generan márgenes de incertidumbre en los aspectos nucleares sobre los que se construye la autoría de los acusados. (...) Todo indica que en un caso se operó con argumentos probatorios sustentados en las máximas de la experiencia y en las reglas de lo razonable, mientras que en el otro —el referente a los cinco recurrentes que examinamos— se aplicó como argumento una mera especulación sobre algo que pudo haber sucedido hipotéticamente, pero que carece de una prueba seria y sólida”, aseguran las magistradas.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TE PUEDE INTERESAR