El 'Tamayazo': un suceso clave en la trayectoria política de Esperanza Aguirre

Repasando la trayectoria política de Esperanza Aguirre tras su dimisión es imposible no detenerse en el punto de inflexión que cambió su vida por culpa de uno de los acontecimientos más polémicos de la democracia española: ‘el Tamayazo’. Aquel día, Rafael Simancas, del PSOE, se preparaba para proclamarse presidente de la Comunidad de Madrid, a pesar de no haber ganado las Elecciones Autonómicas del 25 de mayo de 2003, tras pactar con IU. Algo inesperado ocurrió.

Fue entonces cuando dos compañeros y diputados de su mismo partido, Eduardo Tamayo y Maria Teresa Sáez, se abstuvieron por sorpresa, desertando del partido a propósito, supuestamente después de ser comprados, y provocando la convocatoria de unos nuevos comicios que, esta vez sí, le dieron el triunfo absoluto a Esperanza Aguirre en un vuelco electoral. ¿Qué hubiera sido de Esperanza Aguirre si todo hubiera transcurrido con normalidad y no hubiera sido presidenta? ¿Habría alcanzado la notoriedad que ahora tiene?

[Relacionado: ¿Por qué dimite ahora Aguirre?]

Lo cierto es que hasta ese momento Aguirre era una cara conocida dentro de la política, (fue ministra de Educación y Ciencia entre 1996 y 1999, así como presidenta del Senado entre 1999 y 2002) pero nada comparable a lo alcanzado tras auparse a la presidencia de la Comunidad de Madrid.

Poco después del ‘Tamayazo’, se fueron conociendo progresivamente los detalles del incidente. Lo cierto es que la trama nunca se llegó a aclarar por completo, a pesar de establecerse una comisión de investigación para estudiar la relación de los tránsfugas con el PP: se supo que un escolta privado fue contratado para vigilar y proteger los movimientos de Tamayo y Sáez tras su espantada. Las investigación llegó a comprobar que el protagonista, Antonio Expósito, fue contactado solo 48 horas después del cierre de los colegios electorales. Aunque no se ha podido demostrar, Exposito relacionó el encargo con Dionisio Ramos, un ex alto cargo del PP en Madrid.

Nueve años después la situación es esta: Esperanza Aguirre ha dimitido después de haber alcanzado la primera línea política durante estos últimos años; Rafael Simancas es diputado en el Congreso después de dimitir como número 1 del PSOE en la Comunidad de Madrid tras el descalabro del partido en las Elecciones Autonómicas del 2007; Tamayo y Sáez están desaparecidos de la política activa tras fundar en 2003 una nueva plataforma, ‘Nuevo Socialismo’ con el que se llevaron un batacazo electoral en la repetición de los comicios. La situación, desde luego, podría ser bien distinta hoy en día de haber transcurrido por los cauces políticos habituales.

[Fotogalería: Las imágenes más divertidas de la vida política de Esperanza Aguirre]



Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente