Tamara Falcó aparta sus diferencias con Esther Doña por la herencia de su padre

·3 min de lectura
MADRID, SPAIN - 2021/12/10: Tamara Falcó attends the signing of the book
Tamara Falcó arregla la herencia de su padre con Esther Doña (Photo by Atilano Garcia/SOPA Images/LightRocket via Getty Images)

Carlos Falcó falleció el 20 de marzo de 2020 pero no ha sido hasta ahora, dos años después, cuando su hija, Tamara Falcó y su viuda Esther Doña, han logrado arreglar la herencia del marqués de Griñón.

Las diferencias entre Tamara y Esther son vox populi aunque la chef nunca ha tenido una mala palabra pública hacia la expareja de su padre. Sin embargo, periodistas como Saúl Ortiz sí han hecho público que la actual marquesa de Griñón no tolera a Esther Doña.

Por lo visto ella le pidió cuando Carlos todavía vivía que la llamara ‘tita Esther’ a lo que Tamara se negó en rotundo. Tampoco ha ayudado que, tan solo un año después de morir su padre, Doña se paseara de la mano de su nuevo amor de un modo tan mediático.

Esther comparte actualmente su vida con el juez de la Audiencia Nacional, Santiago Pedraz y han posado incluso en portada de revistas del corazón confirmando su enamoramiento. Además de esto, la ex del juez aseguró que Esther se puso muy pesada con mensajes a su todavía pareja en aquel entonces antes y después de fallecer Carlos Falcó.

De ser ciertas las acusaciones es natural que Tamara Falcó no sienta especial aprecio hacia Doña y es que, además, ella ha publicado un libro de memorias junto a Carlos cosa que a la novia de Íñigo Onieva no le haría ni pizca de gracia según el citado periodista.

Tamara siempre ha mantenido públicamente que Esther ha querido mucho a su padre y que ella le tiene aprecio pero, aunque ambas puedan tener sus diferencias a nivel privado, una causa de fuerza mayor ha hecho que las dejen a un lado.

La herencia del marqués de Griñón estaba sobre la mesa y al fin viuda e hijos han llegado a un acuerdo sobre el reparto oficial. Tamara y su hermano mayor, Manuel, ahora son los propietarios de “El Rincón”, un palacio que se encuentra situado en Aldea del Fresno, Madrid.

Este edificio histórico que acaban de heredar fue la última casa familiar de Carlos Falcó y Esther Doña. Según recoge ‘LOC’, Tamara ha dicho que Esther “se ha portado fenomenal” en lo que se refiere al reparto de dicha herencia.

MADRID, SPAIN - NOVEMBER 13: Esther Doña and Carlos Falco arrive to Charity Gala at Royal Theatre on November 13, 2019 in Madrid, Spain. (Photo by Europa Press Entertainment/Europa Press via Getty Images)
Esther Doña y Tamara Falcó han vivido tensiones tras morir Carlos Falcó (Photo by Europa Press Entertainment/Europa Press via Getty Images)

La revista ‘Semana’ asegura que Manuel Falcó ha comprado la parte de usufructo que correspondía a Esther, es decir, que ella tenía el derecho legal por testamento de vivir en ‘El Rincón’ pero al pagarle Manuel una suma de dinero, habría renunciado a ese usufructo vendiéndolo a él como nuevo propietario junto a su hermana.

El palacio no es poco de pavo y es que tiene un enorme valor arquitectónico del siglo XIX. Tamara asegura que es un palacio “difícil de gestionar” y, entre las opciones que baraja con su hermano, también podría estar la de vender el edificio histórico que albergó los últimos años de vida de su padre.

Cuando Carlos vivía allí se celebraban eventos de alto standing y matrimonios pero, al fallecer Falcó, Esther Doña no pudo seguir con dicho negocio en el palacio por la negativa dada por sus hijos, cosa que apuntaría a la tensa relación con la viuda.

Cabe recordar que Esther hizo público en TVE que “Tamara no me ha dado aún el pésame por la muerte de mi marido. Ni me acuerdo la última vez que hablé con Tamara Falcó por teléfono” pero, por lo visto, con la herencia de por medio y con todos los interesases repartidos y solventados, la tensión ha sido aliviada al menos en lo material.