Los talibanes proclaman la conquista de Panjshir, el último bastión opositor

Kabul, 6 sep (EFE).- Los talibanes proclamaron este lunes la conquista de la norteña provincia de Panjshir, la única de las 34 regiones afganas que no había caído en manos islamistas, aunque las tropas opositoras lo negaron y aseguraron que la lucha continúa.

"La última fortaleza del enemigo mercenario, la provincia de Panjshir, fue completamente conquistada", aseguró en un comunicado el principal portavoz de los talibanes, Zabihullah Mujahid.

De acuerdo con el portavoz, "la provincia de Panjshir ha quedado bajo el control total del Emirato Islámico (como se autodenominan los talibanes)", después de intensos combates durante días.

"Algunos de los rebeldes de la provincia fueron derrotados y el resto huyó", añadió.

Esta afirmación, sin embargo, ha sido rechazada de forma inmediata por el Frente Nacional de Resistencia (NRF), el grupo opositor que combate a los talibanes en Panjshir, que aseguran que no han sido derrotados en la región y que los combates continúan.

Panjshir era hasta ahora la única de las 34 provincias afganas que no había caído bajo el control de los islamistas, después de que el grupo capturara las 33 regiones restantes en menos de dos semanas, culminando el logro con la toma de Kabul el 15 de agosto.

El portavoz talibán aseguró hoy que "con este último esfuerzo y victoria, el país ha emergido completamente del torbellino de la guerra, y la gente quiere (ahora) una vida pacífica y próspera en un ambiente de libertad, independencia y prosperidad".

En este momento los combatientes talibanes están despejando el territorio, dijo a Efe el portavoz talibán Bilal Karimi, al tiempo que aseguró que "el enemigo se esconde en las montañas" del valle.

"Un gran número de las fuerzas enemigas y comandantes murieron en Panjshir y algunos de ellos huyeron para esconderse en las montañas, todavía no sabemos quiénes de sus comandantes y líderes murieron y quiénes huyeron", precisó.

La resistencia ha estado dirigida por el exvicepresidente afgano, Amrullah Saleh, autoproclamado nuevo presidente de Afganistán tras la huida del país durante la toma de Kabul del exmandatario, Ashraf Ghani, y Ahmad Massoud, hijo del difunto comandante afgano Ahmad Shah Massoud, "el león del Panjshir", una leyenda por haber hecho frente a los soviéticos y a los talibanes.

En una rueda de prensa ofrecida hoy, el portavoz Mujahid aclaró que aunque trataron de conseguir una salida pacífica al conflicto a través de las conversaciones, éstas no fructificaron.

"Hicimos todo lo posible para resolver el problema de manera pacífica, pero no sucedió. Ahora tenemos derecho a resolver cualquier amenaza contra nuestro Gobierno y usar la fuerza militar para traer paz y estabilidad", dijo el principal portavoz talibán.

En este momento, los combatientes talibanes están buscando a quienes formaban parte de la resistencia, "pero nosotros los perdonamos, pueden unirse a nosotros", aseguró Mujahid.

De acuerdo con el portavoz, ahora esta región recibirá el mismo tratamiento que el resto del país y se restablecerán los servicios de comunicaciones y de electricidad, además del envío de alimentos, bloqueados desde hace días para presionar a la resistencia.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente