Los talibanes confirman su participación mañana en las consultas de paz en Moscú

Agentes de seguridad afganos inspeccionan el lugar donde se ha producido un ataque con bomba a las puertas de la Comisión Electoral en Kabul (Afganistán). EFE/Archivo

Kabul, 8 nov (EFE).- La oficina política de los talibanes confirmó hoy su participación en la segunda ronda de consultas internacionales sobre el conflicto afgano que tendrá lugar mañana en Moscú y en la que, adelantó, no habrá ningún tipo de negociaciones con el Gobierno afgano.

En un comunicado, el grupo insurgente aseguró que una delegación de cinco representantes del Emirato Islámico, como se hacen llamar a sí mismos los talibanes, acudirá a la cita en la que también estarán representantes del Gobierno de Afganistán.

El portavoz de los talibanes, Zabihullah Mujahid, subrayó la presencia de la delegación en Rusia como la ocasión para "aclarar la política del Emirato Islámico sobre el fin de la ocupación de Afganistán" a la decena de miembros que acompañarán la ronda de consultas.

En el escrito aseguró además que esta conferencia no será para "hacer negociaciones con ninguna de las partes; más bien se trata de encontrar una solución pacífica al problema de Afganistán", apuntó.

Además, los talibanes aseguraron que "no habrá negociaciones de ningún tipo con la delegación de la Administración de Kabul".

A juicio de los insurgentes, la participación de los talibanes en la reunión fortalece "el estatus internacional" de la organización, al tiempo que muestra los resultados de "la diplomacia activa, clara e independiente y la política del Emirato Islámico en el campo político".

La delegación estará conformada por el jefe de la oficina política talibán, Al Haj Muhammad Abbas Stanikzai, junto a otros cuatro miembros de la organización, de acuerdo a la nota.

Según el Gobierno ruso, la reunión contará con la participación de viceministros de Exteriores y enviados especiales de Afganistán, China, la India, Irán, Kazajistán, Kirguistán, Pakistán, Tayikistán, Turkmenistán, Uzbekistán y Estados Unidos.

La reunión en la capital rusa estaba prevista inicialmente para el pasado 4 de septiembre, pero fue pospuesta porque Kabul se negó a participar en ella, al abogar por un "proceso dirigido por los afganos".