La tala ilegal en Rumanía presenta un combate entre la economía y la ecología

·2 min de lectura

Rumanía alberga los bosques más valiosos de Europa en cuanto a biodiversidad. Pero esto está cambiando ahora mismo, debido a la tala ilegal.

Según Gabriel Păun, presidente de la organización medioambientalrumana Agent Green, hay lugares de Rumanía que han sido borrados de la faz de la Tierra. Montañas enteras que ahora se encuentran vacías. Lugares donde comenzó la erosión y la naturaleza no puede curarse a sí misma, como en Făgăraș, en Maramureș, en el Parque Nacional de Domogled.

Rumanía alberga más de 500 000 hectáreas de bosques vírgenes y antiguos, más que cualquier otro país de la Unión Europea. En teoría, el 63% de ellas están protegidas por el proyecto Natura 2000, pero la realidad sobre el terreno es completamente diferente. Las leyes medioambientales de Rumanía no se ajustan a los requisitos de la UE impuestos por este proyecto.

La explotación de los árboles es posible, incluso dentro de los espacios Natura 2000. Pero en el bosque de Cernica, a pocos kilómetros de la capital, los guardas pagados por el Estado cortan los árboles primero y hacen estudios de evaluación después.

"La tala ilegal que se produjo en los años anteriores tuvo lugar en grandes áreas, por desgracia. Cientos de hectáreas de tala ilegal son las que provocaron el expediente de infracción contra Rumanía. Pero últimamente no ha habido talas ilegales a gran escala", declaró Barna Tánczos, ministro rumano de Medio Ambiente, Agua y Bosques.

Desde el punto de vista de la biodiversidad, el valor de este árbol es incalculable. Pero desde el punto de vista económico, vale al menos 10 000 euros.

Después de muchos años de caos, sólo el 20% de los bosques de Rumanía conservan árboles antiguos.

"Desde el punto de vista de la biodiversidad, el valor de este árbol es incalculable. Pero desde el punto de vista económico, vale al menos 10 000 euros", señaló Gabriel Păun.

Las autoridades rumanas admiten que la tala ilegal de árboles es un problema importante, pero creen que la situación está bajo control. Sorin Banciu, secretario de estado del Ministerio de Medio Ambiente, Agua y Bosques, dijo a Euronews que se trata de un fenómeno social, ya que no son necesariamente las empresas las que roban madera valiosa y la venden:

"Según las últimas estadísticas, hay más de tres millones de hogares en los que la gente tiene que calentarse con fuego. A los habitantes de los pueblos que tienen que calentarse con el fuego, no les importa realmente si la madera que les traen tiene todos los papeles legales o no".

Vadim Ghirda/AP
ARCHIVO - Un niño corre por un bosque en una tarde soleada cerca de Bucarest, Rumanía, 18/11/2012. - Vadim Ghirda/AP

Los bosques antiguos de Rumanía son únicos en Europa. Albergan miles de especies de animales y plantas y alivian el impacto del cambio climático. Por ejemplo, en el bosque cercano a Bucarest, la temperatura es 10 grados menos que en la ciudad.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente