Taiwán observa una mejora en el suministro de chips para automóviles

·2 min de lectura
El edificio de la sede de Taiwan Semiconductor Manufacturing Co Ltd (TSMC) en Hsinchu, al norte de Taiwán

TAIPEI, 18 feb (Reuters) - Las empresas taiwanesas se están esforzando por superar la escasez de chips para automóviles, según declaró el jueves la ministra de Economía, Wang Mei-hua, quien dijo creer que ha mejorado el suministro a las fábricas de automóviles de todo el mundo.

Estas fábricas están cerrando algunas de sus líneas de montaje debido a la falta de material, agravada en algunos casos por las medidas adoptadas por la anterior administración estadounidense contra los fabricantes de chips chinos.

Taiwán, sede de empresas como Taiwan Semiconductor Manufacturing Co Ltd (TSMC), el mayor fabricante mundial de chips por contrato, es el escenario central donde se desarrollan los esfuerzos para acabar con la escasez.

Wang, que se ha reunido con ejecutivos del sector tecnológico con el fin de impulsar la producción de chips para automóviles, dijo a los periodistas que las empresas taiwanesas entendían la importancia de los chips en la fabricación automóviles y estaban haciendo lo posible por hacerlos disponibles.

La situación se ha convertido en un asunto político, que ha llevado al ministro de Economía alemán a solicitar por escrito la ayuda de Wang.

Esta semana, el principal asesor económico del presidente estadounidense Joe Biden, Brian Deese, ha agradecido a Wang sus esfuerzos por resolver la escasez en coordinación con los fabricantes de la isla.

Algunos políticos taiwaneses han sugerido que la isla se sirva de los chips como herramienta de negociación para conseguir la ayuda de otros países a la hora de asegurar el suministro de la vacuna COVID-19.

Wang descartó la idea de un intercambio en ese sentido, señalando que la compra de vacunas es competencia del ministro de Sanidad.

"Es improcedente hablar de un intercambio de chips por vacunas", añadió.

(Información de Ben Blanchard; editado por Clarence Fernandez, traducido por Flora Gómez en la redacción de Gdansk)