Taiwán confirma la presencia de militares estadounidenses en la isla

·4 min de lectura

La presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen, confirmó en una entrevista con la cadena CNN que tropas estadounidenses se encuentran entrenando al Ejército de la isla. Las declaraciones han sido fuertemente criticadas por China, que ve las acciones estadounidenses como una provocación. El hecho ha tensionado aún más las relaciones entre China y Taiwán.

Unas declaraciones que tensionan, aún más, las relaciones entre China y Taiwán. La presidenta taiwanesa, Tsai Ing-wen, confirmó lo que muchos ya habían anunciado: las tropas estadounidenses han estado entrenando al Ejército de la isla.

Lo hizo por medio de una entrevista en la cadena CNN publicada este jueves. La mandataria aseguró que Taipéi tiene "una amplia gama de cooperación con Estados Unidos con el objetivo de aumentar" la capacidad de defensa de la isla. Sin embargo, no detalló la cantidad de tropas estadounidenses, que según dijo no son "tantas como la gente cree".

La confirmación fue vista como una provocación por China, que exhortó a Estados Unidos a no intervenir en Taiwán. "Aquellos que olvidan su herencia, traicionan a su patria y dividen el país nunca terminarán con un buen resultado. Buscar y apoyar la independencia de Taiwán está destinado a ser un callejón sin salida", dijo el portavoz del ministro de Relaciones Exteriores Chino, Wang Wenbin.

China indica que un intento "separatista" conllevaría la invasión de Taiwán

Las declaraciones de Tsai se dan en un momento en que China ha aumentado su presencia militar en las cercanías de Taiwán. En las últimas semanas, la República Popular ha enviado un número récord de aviones de combate al espacio aéreo internacional contiguo a la isla y también ha promovido una campaña de presión diplomática y económica.

Las acciones chinas responden a su decisión de romper lazos formales con Taiwán, debido a que Tsai no considera a la isla como parte de "una sola China", una visión contrapuesta a la de Beijing, que considera que la isla es un territorio que pertenece a China.

De hecho, China ha acusado a la mandataria por sus supuestos intentos "separatistas" y ha advertido, en diversas ocasiones, que de independizarse llevaría a la invasión de la isla por parte de las fuerzas chinas.

En diálogo con CNN, Tsai afirmó que confía en que Estados Unidos ayudaría a defender a Taiwán de China si llegase a ser necesario. Además, la presidenta manifestó que ve a Taiwán como un "faro" regional de democracia que se ve enfrentado a las amenazas de un vecino "autoritario".

La relación entre Taiwán y China llega a su momento más tenso en 40 años

"Las relaciones más severas en más de 40 años". Así calificó el ministro de Defensa de Taiwán, Chiu Kuo-cheng, el momento que atraviesa la isla ante a su vecino. "Tenemos intercambios de personal y ellos (los soldados estadounidenses) estarían aquí para la cooperación militar, pero esto es diferente, según mi definición de 'tener tropas estacionadas' aquí".

Además, la corroboración de la presencia de militares estadounidenses en la isla por parte de Tsai es el primer anuncio de tal calibre desde que las fuerzas del país americano se marcharon de territorio taiwanés en 1979. Una decisión que vino tras el reconocimiento diplomático de EE. UU. a Beijing.

Tras la noticia, el periódico estatal chino 'Global Times' publicó una editorial en la que condenaba las acciones estadounidenses y dijo que habían “cruzado los límites”. Y es que China reclama a Taiwán como parte de su territorio nacional desde que la isla se separó de la China continental en 1949 tras una larga guerra civil. Desde entonces se ha autogobernado, siendo Tsai su última presidenta desde 2016.

Los lazos de EE. UU. con Taiwán, una posición "ambigua" pero estratégica

La política de "ambigüedad estratégica" es el nombre con el que se ha denominado la relación que Estados Unidos mantiene con Taiwán. Pues a pesar de que Washington no posee una relación diplomática formal con Taiwán, sí maneja lazos "extraoficiales" cercanos.

Dicha política no permite esclarecer la posición estadounidense frente a un posible ataque chino sobre la isla. Pues, si bien reconoce a Beijing y no a Taipéi, la Ley de Relaciones con Taiwán tiene una política de apoyar la autodefensa de dicho territorio incluso suministrándole armas.

Durante el mandato del expresidente Donald Trump, EE. UU. aumentó las ventas de armas a Taiwán, e incluso la isla envía a sus pilotos a ser entrenados en territorio estadounidense.

Actualmente, la política no ha cambiado. El actual presidente estadounidense, Joe Biden, recordó en una cumbre de líderes de Asia Oriental su compromiso con Taiwán y afirmó estar "preocupado" por las "acciones coercitivas de China".

Igualmente, el mandatario sugirió que su país está obligado a proporcionar a Taiwán los medios para defenderse de un ataque chino. Las declaraciones fueron vistas por muchos como una contradicción con la política internacional vigente durante décadas frente a Taiwán.

Unas horas más tarde, la Casa Blanca confirmó que no ha habido un cambio de política frente a la isla, a pesar del interés estratégico que tiene EE. UU. sobre Taiwán para hacer presencia en la región con el aumento del poderío económico chino en los últimos años.

Con AP y Reuters

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente