Taiwán y China enfrentan su peor crisis en décadas ante el aumento de la tensión militar

·4 min de lectura

Con un número récord de vuelos militares cerca de Taiwán durante la última semana, China ha dado muestras de una nueva intensidad y sofisticación militar al intensificar su acoso a la isla que reclama como propia y hacer valer sus ambiciones territoriales en la región.

Según las autoridades de Taiwán, las relaciones entre Taipéi y Beijing atraviesan “su peor momento en los últimos 40 años”, debido a la presión sostenida por parte de China y sus sobrevuelos en la Zona de Identificación de Defensa Aérea taiwanesa (ADIZ).

Fueron un total de 56 aviones los que el Ejército Popular de Liberación de China hizo volar frente a la costa suroccidental de Taiwán este lunes, estableciendo un nuevo récord con 149 vuelos durante cuatro días de hostigamiento militar.

Estas maniobras han hecho que Taiwán encienda las alarmas y la prensa China las haya calificado como "un fuerte aviso a los secesionistas taiwaneses y a los países extranjeros que les apoyan".

Las operaciones chinas se produjeron días antes del ‘Día Nacional de la República China’, el próximo 10 de octubre, y justo en un momento de creciente poder diplomático y militar; pero con una inminente presencia naval de los Estados Unidos y un claro rechazo de los países de la región.

Mientras tanto, Taiwán busca un mayor apoyo y reconocimiento de la comunidad internacional.

"El mundo ha visto cómo violan la paz regional y cómo presionan a Taiwán", dijo el titular de la cartera de Defensa, Chiu Kuo-cheng.

Chiu, pidió a la Cámara de Legislativa taiwanesa la aprobación de un presupuesto especial de 8.600 de dólares para comprar armamento, sistemas antibuque y misiles supersónicos Hsiung Feng III que servirán para contrarrestar los buques de asalto anfibio Tipo 075 de China.

En palabras del ministro de Defensa taiwanés, “Beijing ya tiene la capacidad para atacar la isla a un alto coste. China podría organizar una invasión a gran escala en un tiempo menor al 2025”.

Por su parte, la presidenta taiwanesa, Tsai Ing-wen dijo que la paz de la zona estaría en juego si Beijing cumple sus constantes amenazas de tomar la isla por la fuerza si es necesario.

"Si Taiwán cayera, las consecuencias serían catastróficas para la paz regional y el sistema de alianzas democráticas (...) En la actual contienda mundial de valores, el autoritarismo tiene la ventaja sobre la democracia", escribió la mandataria en un artículo de un medio local.

Beijing considera a Taiwán como su soberanía propia y solamente reconoce que está administrada de forma independiente por otro gobierno, algo similar a lo que ocurre en Hong Kong. Sin embargo, desde Taiwán, mantienen su diferenciación respecto a China, considerándose un estado propio.

Taiwán está situado sobre la isla de Formosa, una localización que históricamente perteneció a China pero que tras la guerra civil que asoló al país durante décadas a principios del siglo XX se convirtió en refugio del derrotado ejército nacionalista. El continente, en cambio, quedó en manos del Partido Comunista de China, que ejerció como Estado chino durante los años venideros, desplazando a Taiwán.

"Estamos muy preocupados por la actividad militar provocadora de China hacia Taiwán": EE. UU.

Estados Unidos se pronunció este miércoles ante la situación y le pidió a China “cesar su presión militar sobre Taiwán”.

El secretario de Estado de EE. UU., Antony Blinken añadió que esta actividad "es desestabilizadora, crea el riesgo de errores de cálculo y tiene el potencial de debilitar la paz y la estabilidad en la región".

Además, recalcó que Estados Unidos tiene un “compromiso con la seguridad de la isla, después de que durante muchos años hayamos trabajado por la paz y la estabilidad en la zona. Seguiremos trabajando con amigos y aliados, con los que compartimos valores y seguiremos estrechando nuestros lazos con un Taiwán democrático", afirmó Blinken.

Muchas democracias también se han unido al apoyo de Taiwán y han intensificado las operaciones navales en la zona.

Bajo el nombre de República de China, Taiwán es considerado un territorio soberano, independiente y con su propio sistema político. "Fracasar a la hora de defender Taiwán no solo sería catastrófico para los taiwaneses, sino que también anularía la arquitectura de seguridad que ha permitido la paz y un extraordinario desarrollo económico en la región desde hace siete décadas".

Con AP y EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente