El túnel excavado en la ladera de una montaña china convierte esta carretera en una de las más peligrosas del mundo

El túnel de Guoliang es una excavación realizada en la ladera de las montañas de Taihang para conectar la aldea de Guoliang con el exterior. La infraestructura data de 1977 y la llevaron a cabo 13 aldeanos por su cuenta y riesgo tras años y años reclamando la construcción de esta vía a las autoridades chinas. Ante la falta de respuesta, el grupo se puso manos a la obra y ejecutó la excavación a mano en cinco años, con la única ayuda de martillos y cinceles.

La rudimentaria construcción de 1,2 kilómetros de distancia y cuatro de ancho, se ha convertido en una de las carreteras más peligrosas del mundo debido a la falta de estabilidad del terreno. Hasta la fecha se han producido numerosos desprendimientos de rocas ya que los pilares no están correctamente tallados, lo que ha provocado varias muertes, entre ellas, las de algunos aldeanos.

El túnel tiene la capacidad suficiente para permitir el paso de coches e, incluso, de vehículos de mayor tamaño como microbuses pero tiene muchos puntos ciegos porque gira constantemente y se adentra en lugares impredecibles para los conductores. Esto hace que cualquier imprevisto pueda desembocar en una situación realmente trágica. Por este motivo, la mayor parte del tiempo permanece cerrado al paso.

El aspecto positivo de esta construcción es que ha aportado prosperidad a Guoliang y se ha convertido en toda una atracción turística para los más aventureros. Actualmente, esta localidad de 350 habitantes ya cuenta con hoteles y con otros accesos como puentes construidos para los excursionistas y viajeros, ya que el túnel no siempre está abierto. En el peor de los casos, siempre pueden recurrir a las antiguas escaleras que servían para entrar y salir del lugar.

En las redes sociales hay numerosos vídeos de la vía en los que aparecen coches y pequeños camiones circulando por ella. Estas muestran la complejidad de la misma y las dificultades con las que los vehículos sortean los giros. Muchos conductores optan por hacen sonar el claxon antes de cada giro para advertir a otros conductores de su presencia y así evitar accidentes.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente