Los técnicos de Hacienda avisan de que cualquier incremento de patrimonio del emérito de 2014 a 2018 sería delito fiscal

·2 min de lectura
Juan Carlos I durante su última visita a España. (Photo: Europa Press News via Getty Images)
Juan Carlos I durante su última visita a España. (Photo: Europa Press News via Getty Images)

Juan Carlos I durante su última visita a España. (Photo: Europa Press News via Getty Images)

Los Técnicos del Ministerio de Hacienda, Gestha, avisan de que cualquier incremento de patrimonio del rey emérito entre 2014 y 2018 sería delito fiscal. En este sentido, precisan que no es necesario que los supuestos gastos del rey emérito en las monterías deban superar los 120.000 euros para ser tipificados así si Juan Carlos I no puede probar que son regalos recibidos por terceras personas.

Así lo ha precisado Gestha tras la información publicada por el diario El Mundo sobre el requerimiento que la Agencia Tributaria (AEAT) habría realizado al monarca emérito.

En este sentido, añaden que cuando no puede acreditarse el origen de los fondos utilizados, la Ley del IRPF considera que se ha producido un incremento de patrimonio no justificado que se integra en la renta general del año correspondiente.

Así, Gestha explica que como el año pasado Juan Carlos I regularizó sus declaraciones de la Renta de 2014 a 2018, cualquier nuevo incremento de patrimonio no justificado que aflore entre esos años por cualquier importe invalidaría los efectos de la regularización. Por ello, los Técnicos afirman que el rey emérito “podría estar incurso en un posible delito fiscal”.

Alternativamente a lo anterior, añaden, si el rey emérito identifica que unas concretas terceras personas le han pagado la totalidad de esos eventos, tendría que haber declarado el Impuesto de Donaciones correspondiente a la Comunidad de Madrid.

De esta manera, Gestha aprecia cierta contradicción entre el hecho de que la Fiscalía haya archivado las diligencias en parte por las dos regularizaciones realizadas, supuestamente con el visto bueno de la Agencia Tributaria, y las informaciones que dicen que la AEAT pide desde hace tiempo información sobre los gastos del rey emérito entre 2014 y 2018 por participar en monterías como invitado.

Por tanto, los técnicos de Hacienda piden a la Fiscalía que aclare por qué archivó el caso si la Agencia Tributaria no había concluido las indagaciones de que esas regularizaciones eran completas y veraces, y asimismo reclama que la AEAT facilite información puntual a la Comunidad de Madrid si las supuestas donaciones no hubieran sido declaradas.

En cualquier caso, Gestha insta a la AEAT y a los servicios tributarios de la Comunidad de Madrid que inicien formalmente los respectivos procedimientos de investigación tributaria del Impuesto sobre la Renta y del Impuesto de Donaciones, para evitar que nuevas regularizaciones eludan las eventuales responsabilidades penales o sancionadoras

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente