Sylvia Pasquel y la decisión de la que todavía se arrepiente: cambiarse el apellido Pinal

·5 min de lectura
Las actrices Silvia Pinal y Sylvia Pasquel, durante el anuncio de que la diva de la Época de Oro del cine mexicano recibiría una estrella en el paseo de la fama de Hollywood por su trayectoria. (Photo by Medios y Media/Getty Images)
Las actrices Silvia Pinal y Sylvia Pasquel, durante el anuncio de que la diva de la Época de Oro del cine mexicano recibiría una estrella en el paseo de la fama de Hollywood por su trayectoria. (Photo by Medios y Media/Getty Images)

Dentro de las grandes familias artísticas de México, sin duda, la dinastía Pinal es una de las más queridas y reconocidas. Desde la matriarca Silvia Pinal, sus hijas Viridiana Alatriste (fallecida), Sylvia Pasquel, Alejandra Guzmán, o sus nietas Stephanie Salas, Frida Sofía, sin olvidar a su bisnieta Michelle Salas, las descendientes de la diva de la época de oro del cine mexicano han logrado brillar por cuenta propia.

Crecer dentro de una gran familia supondría tener las puertas abiertas para cualquiera de sus integrantes, pero también ser constantemente comparados entre ellos, como lo reconoció Sylvia Pasquel, quien por seguir un mal consejo y evitarse estos problemas, decidió cambiarse los apellidos para hacerse de un nombre propio.

Sylvia Elizabeth Banquells Pinal, conocida artísticamente como Sylvia Pasquel, es hija de Rafael Banquells, actor y director de la llamada Época de Oro del cine mexicano, además de empresario de cine, teatro y televisión mexicana.

Cuando tenía 15 años, Pinal conoció a Banquells, y a pesar de que él le doblaba la edad, comenzaron una relación que concretaron en matrimonio dos años después. Sin embargo, el amor no fue la primera razón para este enlace pues la joven deseaba consolidarse como actriz y la cerrazón de su familia se lo impedía. Casarse con el actor que daría vida al famosísimo 'Gutierritos' fue su mejor opción. "Yo creo que era una conveniencia en ese momento. Yo quería salir del yugo. ¿Y cómo lo hice? Casada. Yo salí de mi casa como princesa", dijo en una entrevista con Gustavo Adolfo Infante para su programa 'El minuto que cambió mi destino'.

Para fortuna de Pinal, su carrera artística empezó a despegar en el cine y las ofertas no tardaron en llegar, situación que no compartía su esposo quien, ante la falta de trabajo, se convirtió en mánager de la actriz, de lo que luego se arrepentiría la protagonista de 'Viridiana'. "Me casé para escapar de la opresión de mi padre y me fue peor; Rafael era celosísimo y no me dejaba salir ni a la esquina".

A pesar de esto, ambos concibieron una hija, Sylvia, quien nació en 1950. Sin embargo, los constantes celos de Banquells sumado a las pocas ofertas laborales, fueron mermando la relación hasta que Pinal le pidió el divorcio dos años después, decisión que benefició a ambos en sus carreras: ella se consolidó como actriz en películas como 'Un rincón cerca del cielo', 'La sospechosa', e incursionó como productora teatral con la obra 'Ring, ring, llama el amor'; él, por su parte, logró participaciones en telenovelas como 'Senda prohibida', misma que dirigió así como 'Teresa'.

La separación de sus padres no significó para Sylvia un problema en su infancia. "Nací en una casa donde mis padres eran famosos, eran estrellas. Para mí no era extraño vivir en una casa donde siempre había artistas, directores, músicos, bailarines, cómicos, crecí con esa gente, crecí en los foros, conocí el San Angel Inn, los estudios América, jugaba con el policía, la de maquillaje, el técnico, el de peinados. De Televisa, mi papá dirigía ahí y actuaba, entonces iba desde niña a todos los foros de Televisa, de televisión en blanco y negro", dijo Pasquel en entrevista con Carlos Alazraki en su canal de YouTube.

Este mundo también atrajo a Sylvia, cosa que no fue de total agrade su madre. "Me la hizo tanto de tos mi mamá para ser actriz, 'es que tienes que terminar una carrera', entonces me metí a estudiar de todo menos actuación, pero estudié traductora simultánea, decoración, cosas que me han servido en la vida, pero cuando mi mamá se dio cuenta de que no iba a terminar nada, dijo 'empieza a trabajar' e hice una fotonovela con Jorge Rivero".

Sylvia Pasquel. (Photo by Adrián Monroy/Medios y Media/Getty Images)
Sylvia Pasquel. (Photo by Adrián Monroy/Medios y Media/Getty Images)

Fue entonces que su madre Silvia Pinal y el productor Ernesto Alonso le metieron la idea de cambiarse de apellido para evitar las comparaciones con sus padres. "A los 16 años te convencen de cualquier cosa y tienes esa necesidad de tener una identidad por ti misma, de que no te estén comparando o relacionando".

Cuando Alonso produjo 'El carruaje' -telenovela en la que actuó Banquells- en 1972, este y Pinal realizaron una lista para buscar cuál sería el apellido más adecuado para la incipiente actriz. "Pusieron el Pasquel, Balmori, no recuerdo cuántos más, y curiosamente ganó el Pasquel, que es el verdadero nombre de mi mamá (su padre Moisés Pasquel no la reconoció), y me cambió el nombre".

Orgullosa de su decisión porque en su momento pensó que se estaba construyendo una carrera por méritos propios, ahora Sylvia Pasquel reconoce que no debió ceder a esa sugerencia. "No debí haberme cambiado el apellido, ¡qué bueno que te relacionen con la gente más querida de este país, es un orgullo pertenecer a una familia así!, pero claro, cuando estás chamaco crees que te vas a comer el mundo a mordiscos y no te das cuenta que ya te hicieron parte del trabajo, ya llegas con un 'background' como quieras. Al momento de estar en el escenario eres tú quien debes demostrar tus valías, ya traes un 'background'".

Y por supuesto que Pasquel ha brillado por sus méritos: es reconocida por sus roles antagónicos en 'Muchacha italiana viene a casarse', al lado de Angélica María; fue la madre de Ricky Martin en 'Alcanzar una estrella II'; coestelarizó la cinta 'Johnny Chicano', además de haber sido parte de la puesta en escena de 'The Rocky Horror Show', entre muchas otros logros.

Recientemente logró una nominación a los Premios Ariel 2022, que reconocen a lo mejor del cine mexicano, en la categoría de Mejor Actriz por su participación en 'El diablo entre las piernas'. "Digamos que es la culminación de algo muy padre porque esa película es un peliculón".

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

La Dismorfia corporal que sufrió Romina Marcos, hija de Niurka