El supuesto espionaje a líderes independentistas fue con control judicial e individualizado

·2 min de lectura
El expresident Carles Puigdemont, durante la rueda de prensa en Bruselas para condenar el supuesto espionaje a políticos independentistas. (Photo: KENZO TRIBOUILLARD via AFP via Getty Images)
El expresident Carles Puigdemont, durante la rueda de prensa en Bruselas para condenar el supuesto espionaje a políticos independentistas. (Photo: KENZO TRIBOUILLARD via AFP via Getty Images)

El expresident Carles Puigdemont, durante la rueda de prensa en Bruselas para condenar el supuesto espionaje a políticos independentistas. (Photo: KENZO TRIBOUILLARD via AFP via Getty Images)

El Centro Nacional de Inteligencia (CNI) espió a líderes independentistas utilizando el software Pegasus, pero lo hizo de forma individualizada y con control judicial, según ha confirmado El País con fuentes próximas al organismo. Esta versión difiere de las críticas del Govern, que denuncia que dicho espionaje se realizó de manera indiscriminada.

Según dicha información, también se pone en entredicho la rigurosidad del informe de Citizen Lab, el grupo de expertos con sede en la ciudad canadiense de Toronto que destapó el supuesto espionaje. Estas mismas fuentes no han detallado a dicho medio las identidades de los políticos que habrían sido víctimas del programa de la compañía israelí NSO Group.

No obstante, han asegurado que muchos de los que integran la lista de 60 personalidades catalanas y vascas nunca han sido objeto de investigación y que la cifra total es muy inferior a la que se ha hecho pública. Con todo, en la información de El País, se admite que sí se produjo este presunto espionaje, con el pretexto de “prevenir y evitar cualquier amenaza a la integridad territorial de España” y con el amparo de la ley reguladora del servicio secreto español.

También se recoge en la citada publicación que, desde 2015, el servicio secreto dispone de una Unidad de Defensa de los Principios Constitucionales. Y que recoger información sobre movimientos separatistas en España es uno de los objetivos informativos del CNI.

No obstante, tampoco se confirma si se ha espiado directamente al actual dirigente catalán Pera Aragonès o antecesores como Artur Mas, Joaquim Torra y Carles Puigdemont. Otra de las claves de este supuesto espionaje es que los móviles interceptados por el CNI no han sido los institucionales, sino que se trataron de celulares particulares en los que se había contactado con grupos identificados como de carácter violento, como los Comités de Defensa de la República (CDR).

Autorización judicial y control a Puigdemont

En este sentido, las mismas fuentes han asegurado a El País que las escuchas se realizaron con autorización judicial, por parte del magistrado del Supremo responsable de controlar las actividades del CNI o en su caso un sustituto. Dichas autorizaciones cuentan con un plazo de tres meses con posibilidad de prórroga que deben ser justificadas.

Tal y como recoge dicho diario, Pegasus fue utilizado en el caso de la detención del expresident de la Generalitat Carles Puigdemont en Alemania, en marzo de 2018. De esta forma, el CNI tenía controlado el móvil de un acompañante del ahora eurodiputado, lo que permitió el seguimiento del vehículo durante el viaje de 2.500 kilómetros que hizo por el golfo de Botnia, en el Báltico, para tratar de de evitar su persecución.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente