El Supremo y las hipotecas: "un golpe terrible" a la imagen de la Justicia

Redacción El HuffPost / Agencia EFE
Protesta ante el Tribunal Supremo, el pasado 7 de noviembre, tras la decisión sobre el impuesto sobre las hipotecas.

"La imagen es horrible". El daño es "irreparable". Un golpe "terrible". La gestión que ha hecho Tribunal Supremo del caso del impuesto de las hipotecas ha convulsionado a la Justicia y ha acrecentado la preocupación de jueces y fiscales por el impacto que puede tener sobre su prestigio.

Magistrados del Supremo, del Constitucional, de la Audiencia Nacional, jueces de audiencias provinciales, fiscales, abogados y representantes de asociaciones consultados por Efe coinciden, con matices, en su inquietud y malestar por lo ocurrido.

Porque la sucesión de acontecimientos en la Sala Tercera (la de lo Contencioso-Admninistrativo) del Supremo en relación con el impuesto de actos jurídicos documentados (AJD) en la firma de hipotecas ha agravado un discurso que cala con cierta facilidad y frecuencia en la ciudadanía: que los jueces no son independientes.

Llueve sobre mojado

Un informe de este año de la Comisión Europea sitúa a los españoles como los sextos más críticos de la UE con la independencia de sus tribunales y jueces. Un 49% dice que el nivel en España es "muy" o "bastante" malo. Por detrás solo quedan Hungría, Eslovaquia, Bulgaria, Italia y Eslovenia.

El CIS no hace un monográfico sobre Justicia desde 2011, cuando el 48 % de los encuestados dijo que funcionaba mal o muy mal y otro 28 % optó por el "regular".

A eso se suman las recomendaciones en las que insiste el Grupo de Estados contra la Corrupción (Greco) del Consejo de Europa y que España no atiende, buena parte de ellas relativas a los parlamentarios, pero también al sistema de elección del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

Ése es el contexto en el que se ha producido el debate sobre el impuesto de las hipotecas en el Supremo, que ha concluido con la decisión de una Sala dividida (15 a 13) de que sean los clientes los que asuman su pago.

La imagen es horrible. Es una opinión prácticamente unánime en la carrera judicial, en los chats en los que estoy, las...

Sigue leyendo en El HuffPost