El Supremo español avala la creación del primer sindicato de trabajadoras sexuales

·1 min de lectura
Dirigentes del sindicato OTRAS dan una rueda de prensa el 31 de agosto de 2021 en Barcelona, tras el anuncio del gobierno español de que impugnaría su creación ante los tribunales

El Tribunal Supremo español avaló la creación del primer sindicato de trabajadoras del sexo en España, revocando una decisión judicial anterior que aceptaba su anulación a instancias del gobierno, anunció este miércoles la más alta jurisdicción del país.

Montado con gran discreción en agosto de 2018, el sindicato OTRAS (Sindicato de Trabajadoras Sexuales) fue anulado en noviembre de ese año por el alto tribunal de la Audiencia Nacional tras un recurso del gobierno del socialista Pedro Sánchez.

Pero en última instancia, el Tribunal Supremo dio la razón al sindicato, estimando en su decisión que los "estatutos impugnados" de la organización son "conforme a derecho" y que "las personas que desarrollan trabajos sexuales (...) gozan del derecho fundamental a la libertad sindical y tienen derecho a sindicarse".

Así, esta corte anuló la decisión judicial de 2018, que argumentaba que autorizar esta organización supondría "reconocer como lícita la actividad del proxenetismo".

Contactado por la AFP, el sindicato OTRAS no quiso reaccionar de inmediato.

En agosto de 2018, esta organización había recibido el visto bueno administrativo de la dirección general del ministerio de Trabajo y sus estatutos fueron registrados públicamente en el diario oficial.

Pero tres semanas más tarde, el gobierno, que se presenta como "feminista y partidario de la abolición de la prostitución" según la expresión usada en Twitter en esa época por Pedro Sánchez, inició los trámites para anularlo.

En España, la prostitución no es legal ni ilegal y su práctica está tolerada, y hay numerosos burdeles con autorización.

mig/mg/dbh/avl/mb