Los supremacistas blancos han creado una web para acosar a las parejas interraciales y es muy difícil cerrarla

Durante años los supremacistas blancos en Estados Unidos han defendido el concepto de la pureza racial para justificar actos racistas y escenas de violencia contra las personas negras, y últimamente están yendo mucho más allá aún con sus acciones de acoso, tal y como revela Vice.

Si en el pasado hostigaban en redes sociales y en foros minoritarios con sus manifestaciones de odio a personas de color, judíos o mujeres, ahora han decidido poner en marcha una web en la que tienen como objetivo a las parejas interraciales.

Los supremacistas blancos están usando una web para acosar a parejas interraciales (Getty Creative).

En esta página, sus usuarios se dedican a difundir todo tipo de informaciones (nombres, fotos, redes sociales…) sobre las mujeres blancas que están saliendo con personas negras y las califican de “traidoras”. Es el caso de Allison (nombre ficticio) que en estas últimas semanas ha visto cómo aumentaban los comentarios negativos e insultos en las fotos de sus redes sociales en las que sale con su pareja.

Cuando esta mujer observó que los comentarios aumentaban de frecuencia e intensidad descubrió que su nombre aparecía en este turbio sitio web, que ya cuenta con los perfiles de 80 mujeres como ella. El último censo estadounidense sobre parejas interraciales apunta a que hasta un 15% de los matrimonios nuevos se produjeron entre cónyuges de una raza o etnia distinta. Un reflejo de las nuevas sociedades modernas que sin embargo contrasta con la existencia de estos supremacistas que se ayudan del anonimato de Internet para difundir sus mensajes de odio.

Precisamente, en esta web existe un apartado llamado ‘peaje pagado’ en el que se enumera una lista de mujeres que estuvieron en relaciones interraciales y que terminaron sufriendo tragedias en su vida como accidentes o la muerte. Al acoso y hostigamiento se unen también estas amenazas indirectas.

Un cierre muy complicado

Pese a que hay mensajes de odio, no va a resultar nada sencillo acabar con este tipo de páginas porque sus impulsores tienen muy bien estudiada la estrategia para mantenerse en línea. El origen de esta web se produjo en abril y solo unos días después desapareció porque su proveedor del alojamiento en la Red la dio de baja.

Apenas unos días después, registraron el dominio con R01, que es una empresa rusa. Ante las preguntas de Vice sobre si este tipo de sitios violan sus políticas, una portavoz de la compañía señaló que “prestarían sus servicios a sus clientes” a menos que “un tribunal dictamine lo contrario” o se ponga en contacto con ellos “la policía”.

Respecto a quién es el propietario del sitio web, su identidad y ubicación están protegidas por Cloudfare, una empresa estadounidense que se dedica precisamente a la protección de los servicios en Internet. Ante los requerimientos de Vice, la compañía ha señalado que ellos se encargan de la seguridad y no de moderar contenido.

Sin embargo, en el pasado Cloudfare sí que ha hecho excepciones pese a que en un primer momento su postura siempre ha sido la de permanecer neutral en lo que respecta al contenido. La compañía tomó medidas cuando se produjeron ataques de odio por parte de colectivos neonazis o supremacistas.

En esta ocasión, parece que las personas que están detrás de la web saben bien cómo protegerse. Por un lado, el sitio se defiende diciendo que no fomentan la violencia, sino que solo enumeran nombres y cuentas de redes sociales, con el objetivo de crear una base de datos de mujeres blancas interesadas en hombres negros.

Por otro lado, en lo que se refiere a la sección de ‘peaje pagado’, la web argumenta que solo recogen incidentes donde las mujeres han sido víctimas de violencia por parte de sus parejas negras.

Factores estos que dificultan el cierre de la web y que hacen que sus usuarios puedan seguir hostigando de manera impune a las personas nombradas en esa página. Habrá que esperar para ver cómo termina el caso.

Más historias que te pueden interesar: