Los supermercados británicos, obligados a hacer malabares para que sus clientes sigan utilizando mascarilla

·3 min de lectura

El paquete de medidas anti-Covid aprobado por el Gobierno de Boris Johnson ante el avance de Ómicron ha llegado a su fin. Desde este jueves, las restricciones han sido levantadas. Entre ellas, la obligatoriedad de la mascarilla en lugares cerrados como los supermercados. Ante esta nueva normativa, la mayoría de cadenas de supermercados de Reino Unidos han apostado por acatar las indicaciones del Gobierno y, al mismo tiempo, pedir a sus clientes que sigan usándola. Es decir, no es una obligación, pero sí una recomendación. Y confían en que la ciudadanía responda positivamente.

La mascarilla ha dejado de ser oblitagoria en los supermercados británicos, salvo en Gales y Escocia. (Foto: Chris J Ratcliffe/Getty Images)
La mascarilla ha dejado de ser oblitagoria en los supermercados británicos, salvo en Gales y Escocia. (Foto: Chris J Ratcliffe/Getty Images)

Según recoge la BBC, los principales supermercados británicos apuestan por la recomendación y el sentido común de sus clientes a la hora de mantener la mascarilla en un espacio que es cerrado y donde el riesgo de contagio por coronavirus se disparada. Porque por mucho que desaparezca la obligatoriedad por ley de usar la mascarilla, el virus no ha desaparecido y dos días antes del levantamiento de las restricciones la incidencia aún rozaba los 2.000 casos.

Pero, en un ejercicio de malabares para no contradecir el mandato gubernamental que, por otro lado, permite a las empresas establecer sus propias reglas, la norma parece que será la de colocar carteles y alentar a los clientes a usar la mascarilla en sus establecimientos. Esa es la nueva política en ese sentido de Tesco, que fomentará su uso entre los clientes al tiempo que sus trabajadores seguirán haciendo uso de la mascarilla como medida de protección.

En Sainsbury’s, han confirmado que mantendrán medidas adicionales como las pantallas y estaciones de desinfección. Y, en declaraciones a ChronicleLive, un portavoz ha afirmado que “la seguridad sigue siendo nuestra máxima prioridad. A partir del jueves, les pedimos a nuestros clientes y compañeros en Inglaterra que continúen cubriéndose la cara en nuestras tiendas si pueden”.

Asda se ha manifestado en la misma línea incidiendo en el hecho de que aunque ya no son obligatorias, “les pedimos a los clientes que aún consideren usar una en espacios concurridos”. Aldi ha manifestado que la decisión de seguir llevando mascarilla en el súper es una “elección personal”, pero que “alentaría” a quien así lo decida y que instaba a sus clientes a ser “respetuosos con el espacio personal de las personas” en el interior de sus locales.

Marks & Spencer también ha pedido consideración para quienes acudan a sus tiendas y John Lewis ha asegurado que “sugeriría que las personas usen máscaras”, aunque ha puntualizado que “dependerá de las personas tomar una decisión personal”. Según la BBC, en sus webs, este mismo jueves, las cadenas Morrisons y Lidl aún mantenían las regla del Plan b en sus portales.

Al final, y pese al levantamiento de la norma de la mascarilla obligatoria por parte del Gobierno, la tónica general de los supermercados ingleses será la de seguir recomendando su uso y confiar en el sentido común y la concienciación de los clientes para que sigan llevándola en un lugar cerrado como es un súper. El seguido ahora es el mismo camino que siguieron en julio de 2021, tras el anterior levantamiento de la obligatoriedad de la mascarilla.

Helen Dickinson, directora ejecutiva del British Retail Consortium (la asociación de minoristas británicos), ha declarado que “la decisión del gobierno de eliminar las restricciones del Plan B, incluido el uso de cubiertas para la cara en un entorno minorista, permitirá que las compras vuelvan a ser una experiencia más normal para los clientes, empleados y empresas. Los minoristas pedirán a los clientes ser considerados con quienes los rodean al elegir si se cubre la cara y respetar la decisión de otros clientes”.

Unas recomendaciones que no aplican en los supermercados de Gales y Escocia, donde la mascarilla sigue siendo de uso obligatorio en estos espacios.

EN VÍDEO | Johnson rechaza dimitir y esquiva las preguntas sobre las fiestas en Downing Street

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente